www.horapunta.com
    15 de agosto de 2018

ACTUALIDAD > ECONOMÍA

Hackear Bitfi es posible, y ha pasado. Hace solo dos semanas, John McAfee ofrecía una recompensa de 100.000 dólares al primero que lograra hackear esta conocida cartera física para Bitcoins y otras criptomonedas, asegurando que era imposible.
La firma de análisis Psyma ha elaborado un estudio en el que se destaca que el 47,7% de los usuarios desconfía de las criptomonedas “por temor a fraudes o pérdidas de valor de su dinero”.
Pese a un optimismo moderado durante los últimos meses, el bitcoin parece dispuesto a no tocar fondo, o eso creen varios expertos, que han augurado malos tiempos para la moneda digital más utilizada en lo que resta de 2018.
Lejos quedan los 411 millones de dólares que movían los principales servicios de procesamiento de pagos de criptomonedas. Un máximo que se registró el pasado mes de septiembre y que ha caído según Chainalysis Inc a unos 60 millones en apenas medio año.
Pese al optimismo de los expertos, el precio del bitcoin se ha dejado más del 10% desde el pico de 8.500 dólares que alcanzó la semana pasada, alcanzando un mínimo de 7.440 este miércoles.
Hace solo unos días, el Banco de Canadá (BoC) publicaba un estudio sobre la "compatibilidad de incentivos" de la tecnología blockchain en el que señala que duplicar el gasto es un resultado "poco realista".
La Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios (ECON) del Parlamento Europeo ha hecho público un informe sobre la competencia existente en la tecnología de las finanzas.
El fundador de la sexta criptomoneda más grande del mundo se ha mostrado preocupado ante los ataques cibernéticos e insiste en que “no cambian los fundamentos de las monedas virtuales”.
El pasado 29 de junio bitcoin tocaba fondo en los 5.899 dólares. Desde entonces, la criptomoneda más popular del mundo ha registrado una racha al alza que ha colocado su valor en los 7.380 dólares.
La multinacional estadounidense IBM se ha asociado con la tecnológica Stronghold para explorar el uso empresarial de la que, aseguran, "es la primera moneda estable" (stablecoin) cuyo valor está ligado a dólares estadounidenses.
0,375