www.horapunta.com
    23 de mayo de 2019

ACTUALIDAD > ECONOMÍA

Hace solo unos días, el Banco de Canadá (BoC) publicaba un estudio sobre la "compatibilidad de incentivos" de la tecnología blockchain en el que señala que duplicar el gasto es un resultado "poco realista".
La Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios (ECON) del Parlamento Europeo ha hecho público un informe sobre la competencia existente en la tecnología de las finanzas.
El fundador de la sexta criptomoneda más grande del mundo se ha mostrado preocupado ante los ataques cibernéticos e insiste en que “no cambian los fundamentos de las monedas virtuales”.
El pasado 29 de junio bitcoin tocaba fondo en los 5.899 dólares. Desde entonces, la criptomoneda más popular del mundo ha registrado una racha al alza que ha colocado su valor en los 7.380 dólares.
La multinacional estadounidense IBM se ha asociado con la tecnológica Stronghold para explorar el uso empresarial de la que, aseguran, "es la primera moneda estable" (stablecoin) cuyo valor está ligado a dólares estadounidenses.
Gracias a una encuesta realizada por la compañía de seguridad cibernética Avast en Brasil, hemos podido saber que el 12,47% de los brasileños posee o invierte en criptomonedas y que 3 de cada 10 encuestados (27,95%) está pensando invertir en el mercado de los criptoactivos.
La Comisión Europea corrige a la baja una décima las perspectivas de alza del PIB español este año: del 2,9% que calculaba en mayo a un 2,8% que prevé ahora.
Pese a que las criptomonedas han llegado para quedarse, 636 no lo han conseguido aunque eran proyectos sólidos que no se materializaron, 125 eran meros engaños, 55 nacieron como una simple broma y 12 fueron hackeadas.
Pese a un primer semestre de 2018 casi para el olvido, bitcoin ha comenzado a recuperarse con la llegada del segundo periodo del año con un incremento que rondaba el 5% en el momento de escribir estas líneas, sobrepasando los 6.500 dólares.
El valor del bitcoin ha caído esta semana a su nivel más bajo desde el pasado mes de noviembre, gracias en parte al declive del interés por parte de los inversores y recientes declaraciones negativas de los reguladores globales.
0,578125