www.horapunta.com
    23 de octubre de 2018

BLOG > DESDE MI ALDEA

Parecía que estaba esperándome, nada más llegar, antes incluso que me sentase a la mesa mi amigo, el viejo marino, me preguntó…
Con el café en la boca le comento a mi amigo que si ha escuchado las noticias sobre la sentencia del Tribunal Supremo que ratifica una sentencia de 2017 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.
Mientras en las filas socialistas reconocen abiertamente estar viviendo momentos muy amargos, son los propios veteranos del partido los que vaticinan que “esto no puede aguantar más”. Cada día que pasa es peor que el anterior, discurriendo en un clima entre el asombro y la confusión.
La última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y los cambios que han anunciado nos han sonado a una más de las fake news tan de moda.
Esa fue la frase de esta mañana de mi amigo. Continuó diciendo: ¡La política me importa un pimiento!
Esa fue mi frase matinal seguida del primer sorbo del café con mi amigo. El viejo marino con sorna me replicó...
Esta mañana parecía que mi marino andaba en un tránsito filosófico y cultural porque empezó preguntándome…
Mi buen marino siempre necesita dar un largo sorbo a su café antes de iniciar su cháchara, siempre lúcida y punzante.
Cada día me apasionan más los momentos que paso con el viejo marino en mi aldea. En esas tertulias siempre tengo la oportunidad de conocer interesantes historias, contar con un punto de vista original y una perspectiva diferente.
Por el viejo marino que vive en mi aldea y sus cuentos, tuve la ocasión de conocer la envidiable suerte que tienen los autónomos, gracias al deseo que le concedió Aladino con su lámpara mágica, pero como es gran cuentacuentos me ha narrado otras pequeñas historias interesantes que me gustaría compartir.
0,421875