www.horapunta.com
La Moncloa bien vale una hostia
Ampliar

La Moncloa bien vale una hostia

jueves 17 de diciembre de 2015, 19:29h

Un joven propina un fuerte puñetazo a Mariano Rajoy, cuando paseaba por Pontevedra. Según fuentes del PP se trata de un individuo de extrema izquierda de 17 años. El resultado: un visible moratón y un presidente astuto que puede hasta ganar votos con el asunto.

La Moncloa bien vale una hostia
Ampliar

El suceso tuvo lugar poco antes de las 19 horas en las inmediaciones de la Iglesia de La Peregrina de la que Rajoy, nacido en Santiago de Compostela, considera su ciudad.

El individuo se acercó a Rajoy por su izquierda cuando el presidente del Gobierno se encontraba rodeado de simpatizantes y le propinó un fuerte puñetazo en la cara. Como consecuencia del impacto las gafas cayeron al suelo y se rompieron.

Fuentes del PP señalaron que el joven fue reducido por los miembros de seguridad del presidente del Gobierno y detenido. Asimismo, indicaron que podría pertenecer a las Mocedades Galeguistas, una federación independentista.

Las condenas del resto de formaciones políticas no se hicieron de esperar y este jueves todo el mundo ha dejado de hablar del Debate que Rajoy perdió contra Pedro Sanchez para tratar esta agresión, que por muy reprochable que sea, puede que ayude a Rajoy a ganar un puñado de votos, sobre todo tras la actitud del Presidente que ha pedido que no se saquen conclusiones políticas sobre este asunto. La Moncloa bien vale un moratón, o dos (el primero fue el debate). Hoy Rajoy ha subido en popularidad y ha mostrado que se encuentra perfectamente en un vídeo en una cinta de correr.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Hora Punta

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.