www.horapunta.com
Nuevas élites para el futuro (IV): Equilibrio social
Ampliar

Nuevas élites para el futuro (IV): Equilibrio social

lunes 24 de agosto de 2020, 21:14h

Escucha la noticia

Las élites que gobiernen en el futuro solo podrán hacerlo utilizando el Conocimiento, entendido este en su expresión y aplicación más amplia.

Por un lado, aplicarán todos los conocimientos disponibles que nos han aportado disciplinas como la Psicología, la Biología, la Sociología, la Política o el Derecho para la toma de decisiones y para la propia organización social. Por otra, enseñarán desde la más tierna infancia a los alumnos que lo que mejor puede servirnos a todos para nuestra supervivencia y convivencia es conocer y plasmar esos conocimientos para regir todas nuestras vidas. En la mente de los jóvenes hemos de inculcar la búsqueda y aplicación constante de los mejores conocimientos para dirigir sus conductas.

Porque esa utilización y esa enseñanza operara en dos frentes que abarcarán toda la actividad humana, primero demostrarán que al aplicar conocimientos técnicos, racionales y científicos, las decisiones funcionarán y redundarán en beneficio de todos, y en segundo lugar, como los alumnos, y luego ciudadanos, manejan el mismo lenguaje que las élites, comprobarán por si mismos que nadie está mintiendo o engañando, y que las decisiones que se adoptan sobre la organización social son las que en ese momento mejor se conocían, sin perjuicio de que en ocasiones los resultados no sean los esperados por todos. Pero sabemos que lo mejoraremos cuando obtengamos mejores conocimientos.

Hoy ya no cabe escusa alguna, los conocimientos de los que disponemos en las mejores universidades del planeta ya nos demuestran que no es necesario utilizar metáforas, parábolas, mitos o ideas abstractas para explicar problema humano alguno. Lo podemos y lo debemos hacer a través de las demostraciones científicas de las ciencias antes relatadas. Esos usos técnicos y racionales son suficientes para abarcar cualquier conducta individual o pública y nos facultan para potenciar unos, por beneficiosos, o reprimir los otros, por nefastos y perjudiciales.

Esos conocimientos nos han demostrado hasta la saciedad que es a través de la cooperación, la colaboración y el sentimiento de equilibrio social –de Justicia en los comportamientos- lo que provoca en la gran mayoría de los ciudadanos el convencimiento de que su sistema de gobierno y organización social funcionan. A través de la fuerza, el engaño o el mito basado en el desconocimiento se puede –y se ha hecho muchas veces en la historia- controlar y dominar a un vasto grupo social, pero tarde o temprano todo se desmoronó en el momento en que se comprobó, a manos llenas, que esos mitos no eran más que un engaño por el cual unos se beneficiaban y otros sufrían las consecuencias. Ya conocemos hasta la saciedad que todo ser humano persigue lo que cree su beneficio, y son las autoridades las que deben regular el equilibrio entre los intereses de todos. De lo contrario los que se crean más fuertes tratarán de imponer sus tesis, las cuales consciente o inconscientemente siempre persiguen lo mismo, que sus beneficios aumenten cada día. Sin importarles lo más mínimo el dolor o sufrimiento de los demás.

Debemos ser conscientes que somos una energía en constante expansión, y esta dispone de unas reglas de funcionamiento creadas por la naturaleza hace millones de años. Las cuales ya nos crearon a nosotros. Si conocemos y aplicamos esas leyes de la naturaleza dejaremos de actuar inconscientemente. No actuaremos solo aplicando nuestros ciegos instintos, y a través del Conocimiento, pasaremos a actuar y tomar decisiones acordes a esas leyes de nuestra madre creadora.

En fin, las nuevas élites serán personas que aplicarán medidas y las explicarán abiertamente a todos los ciudadanos, escucharán a estos, y demostrarán con la práctica diaria que, si alguien conoce una decisión mejor, debe ser puesta al servicio de la comunidad y será aplicada. Porque todo su quehacer estará basado en los conocimientos conocidos y se facilitará la investigación para ir resolviendo los problemas que aún no conocemos en profundidad.

Ya era hora que llegara la luz y desaparecieran las oscuridades ideológicas que tanto dolor han causado, ya, a nuestra querida especie.

Sobre el autor

Carlos González-Teijón es escritor, sus libros publicados son Luz de Vela, El club del conocimiento, La Guerra de los Dioses, El sistema, y de reciente aparición Psicología de virtudes y pecados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios