www.horapunta.com

Carlos González

Si algo caracteriza a Occidente por los cuatro costados son, “Los Conocimientos”. Él es el que ha creado el “Método Científico” para obtenerlos, y este es tan preciso, real, útil, y con captación de las leyes de la naturaleza tan meticuloso, que ha sido copiado por todos los demás estados del planeta.

¿Por qué es tan importante la Multilateralidad? Responder a esta pregunta quizá sea la explicación de qué es Occidente, su historia, su ventaja competitiva y, también, el porqué de la afirmación rotunda de que vencerá en este conflicto para ejercer “El Liderazgo Cultural” sobre el planeta Tierra.

Ha quedado explicado, al hablar de cómo debíamos afrontar a Rusia -igual que sucede de forma general en todo conflicto- que debemos aplicar la “Firmeza”, esta consiste en que hemos de creer en nosotros mismos y en nuestros avances culturales. Sin duda son muy superiores a los suyos. Vamos muy por delante. Y con ella defender nuestra posición sin ceder ni un milímetro, porque ellos -hablamos ahora de China- todo hace indicar que no buscan la concordia y la convivencia, solo quieren arrasar y dominar a los demás.

Ha quedado expresado con rotunda claridad en el documento hacia futuro de la reunión de la OTAN en Madrid: “El verdadero rival al que debemos derrotar para acceder a la final es, China”. Redactado por Occidente, ella es el verdadero enemigo sistémico.

Pero más aún, podemos afirmar con rotundidad que ellos perderán. Y lo harán porque el conocimiento científico de la Biología y la Psicología humana nos ha enseñado que esa forma de pensar y actuar -la suya-, a medio y largo plazo, solo puede perder cuando se busca la supervivencia y la convivencia.

El quinto e importantísimo acto, que será el último de nuestra estrategia, una vez que el árbitro pite el final del partido, y el marcador refleje la clara derrota del adversario, consistirá, como buenos deportistas, en, ¡Dar la mano al contrario vencido!

Los pasos a seguir ya están marcados, y los dos primeros se han ejecutado. Parte del tercero ya está en marcha, pero se ha de explicar y proseguir con el mismo hasta sus últimas consecuencias. Hemos de encerrar en su área al equipo Ruso. Que no puedan revolverse, que cualquier balón despejado o perdido vuelva a nosotros, y seguir trabajando incansablemente, porque los goles irán llegando.

Ya hemos dicho que la primera acción táctica inicial es… La Firmeza. En este caso consiste en aguantar su primer ataque con el balón con clara coordinación entre nuestra defensa y el centro del campo. Que ellos se estrellen contra ese muro y que descarten cualquier idea de provocar estampida o desbarajuste. Y más aún, que vean que no va a haber cualquier disensión interna en nuestras filas.

Hemos estado hablando del partido de cuartos contra Rusia, y la semifinal contra China, porque la verdadera final será la prueba de… La Multilateralidad.

Hemos analizado del contrario sus grandes bondades y lo mejor de su defensa y delantera. Ahora corresponde que plasmemos con mucha precisión en qué podemos ser nosotros mejores y cuáles serán nuestras líneas de ataque. En ello no podemos fallar.

Una vez que hemos terminado el partido contra Rusia, en los cuartos de final, lo conveniente es que realicemos un análisis post-partido en el que saquemos todas las conclusiones que podamos, y elaborar los máximos Conocimientos posibles para saber como enfrentarse, en el futuro, a un rival de esas características.

Tras estos análisis de estrategia, muchos me habéis preguntado el porqué de esa seguridad de que Occidente ganará irremisiblemente el partido. La respuesta para mí es obvia. Si somos gentes de ciencia, esta se caracteriza porque no es una opinión o probabilidad. Un Conocimiento Científico es saber que si juntamos dos elementos químicos, Oxígeno e Hidrógeno en proporción de ½ siempre nos saldrá, Agua.

Si nuestros Conocimientos técnicos, científicos, de los conflictos, son ciertos, estos nos demuestran que cuando un grupo social se siente poderoso, y comienza a recibir continuadas derrotas, siempre surgen las claras disensiones internas, la aparición de pequeños sub-liderazgos menores que proclaman la conveniencia de otra política, y aparece, continuamente, la desmoralización de las propias huestes. No conocemos ni un solo Club de fútbol o baloncesto que después de constantes derrotas no cesen al entrenador, o quieran incorporar nuevos y mejores jugadores.

La segunda acción táctica imprescindible es, La Unión de fuerzas. Algo importantísimo que ha de hacer Occidente -perdón, que ya está haciendo- es unir al máximo de naciones y estados de nuestra parte, para que seamos muchos más, más fuertes, y convencidos de nuestras razones y nuestra posición. Y que esa unión sea lo más coordinada posible.

Analizados todos los posibles planteamientos básicos quizá sea hora de que nos centremos ya… En el Partido.