www.horapunta.com

La verdad

Podemos afirmar que uno de los mayores problemas intelectuales de la Humanidad, en la actualidad, es determinar de forma científica, técnica, si hay una verdad objetiva por encima de cualquier consideración, o no nos queda más remedio que aceptar que todo son apreciaciones u opiniones subjetivas, relativas y circunstanciales.

Ahora, puede que haya llegado el momento en que comprendamos mejor las enseñanzas de Yony. Puede que hayamos cerrado el círculo, esa Verdad tan buscada puede que no sea otra cosa que… El Conocimiento.

Una vez desarrolladas las leyes fundamentales de la Física básica, Yony cree imprescindible que, basándonos escrupulosamente en estas, demos el paso siguiente en la evolución. Hemos de analizar las leyes fundamentales y básicas de la Biología.

Hemos de estudiar aparte, con mucha profundidad, el principio de Conducción o, también denominado, de los Acumuladores de dolor. Yony hace mucho hincapié en él, porque debemos saber claramente qué es lo que en realidad nos conduce en nuestra toma de decisiones, y provoca, sin lugar a dudas, que nos inclinemos por uno u otro camino.

Al avanzar nuestro estudio, y una vez comprobados los efectos de la expansión constante, la segunda ley de nuestra formación física es la Ley de la Identidad. También podemos y debemos denominarla, Ley de la Estructura. ¿Por qué ese nombre?

Analicemos más en profundidad la Ley de la Expansión constante. Dice Yony que es imprescindible que nos aferremos a ella para comprender muchas cosas…

Yony nos propone, que si ya nos sentimos medianamente en marcha, y con cierto grado de competencia, que intentemos analizar, alejando el Zoom, todo el funcionamiento general de un individuo cualquiera, en una cultura de nuestra elección, en cualquier tiempo histórico y en uno al azar o en todos los posibles lugares geográficos.

Una constante de la que siempre nos habla Yony, haciendo mucho hincapié en ello, es que debemos –tal como nos enseñó Nietzsche- aplicar constantemente lo más que podamos la famosa “Vista de pájaro”. En este caso concreto hemos de visualizar desde esa altura a los Grupos Sociales Organizados (GSO).

Cuando los seres vivos alcanzan estados más desarrollados en la evolución de las especies –es el nivel de todos los animales- ya surge en ellos, por acumulación de una cierta memoria en su cerebro, una cierta percepción de la realidad que los lleva a recordar lo que les ha perjudicado y lo que les ha beneficiado.

Tal como hemos comprobado, por indicación de nuestro guía, Yony, apreciamos que se cumplen perfectamente en la práctica las dos leyes anteriores en el ejemplo utilizado, ahora debemos comprobar si también se cumple con los EEUU del norte de América, esta importantísima ley de la Conducción y su guía impertérrito, el Dolor.

Una vez que ya hemos estudiado a las distintas voluntades, y sus interacciones y competencias, hemos de profundizar en el cómo actúa cada parte para poder sobrevivir, ello nos proporciona los profundos conocimientos que agrupamos en la tercera ley fundamental, La ley de la reacción.

En muchas ocasiones Yony se pregunta si las formulaciones teóricas son entendidas por todos y comprobamos su plasmación práctica. También es cierto que varios lectores dicen que ellos quieren ver la aplicación de dichas teorías en la vida diaria. Intentaremos demostrar la Ley de la Expansión Constante y su implicación directísima en la conducta de los Grupos Sociales Organizados (GSO).

También en este caso Yony nos propone que, para comprender mejor todo el funcionamiento del conjunto de la Vida, de la naturaleza y las leyes que la rigen y, por supuesto, del individuo y de los grupos sociales que forma, debemos comenzar por abajo, analizando lo simple.

Una vez que hemos conceptuado a los Grupos Sociales Organizados (GSO), y hemos designado que elementos fundamentales los componen, nos dice Yony que hemos de explicar “Cómo funcionan de manera estructural”.

Yony nos hace ver lo obvio, que para que exista un Grupo Social Organizado (GSO), además del Liderazgo absoluto ejercido por la cultura, y el momentáneo del líder político de turno, junto con las élites y la jerarquía, es imprescindible que existan los Gobernados o administrados.