www.horapunta.com

Carlos González

Las élites del mundo catalán, desde que se conoce su historia, siempre han sido élites más de comerciantes y empresarios ligados al mundo mercantil y fabril, aunque tuviesen en sus inicios título nobiliario. Su principal característica es que estamos ante burgueses ricos que quieren defender unas costumbres, lengua y creencias propias.

Yony conoce de forma técnica, al explicar los grupos sociales, que la plasmación política del instinto de la territorialidad, unido a la característica de la Especie Humana, de ser una animal de grupo, nos lleva automáticamente al llamado, Nacionalismo. Todos sabemos que por dicho nombre se conoce: “la defensa a ultranza de la nación y la cultura propia, es decir, a la que una persona cree pertenecer”.

Yony sabe explicar el problema actual en Cataluña porque en sus centros de formación –algo que aún estamos muy lejos de hacer en el planeta Tierra- ya se explica a los alumnos de forma científica cuáles son las emociones que provocan la conducta del ser humano.

Dada la premura de los hechos, a Yony no le queda más remedio que observar lo que está sucediendo estos días en Cataluña. Para él y los que viven en su cultura es muy fácil analizarlo desde el punto de vista técnico y científico, sin embargo los habitantes del planeta Tierra, y aun peor para los ciudadanos españoles actuales, les resulta más difícil porque lo ven desde un punto de vista ideológico y bastante mítico.

Mitos modernos

El Conocimiento de la naturaleza, y en concreto del estudio del Ser Humano, nos enseña que somos un animal de grupo y Territorial. El grupo necesita un territorio sobre el que dominar y defenderse, y obtener los recursos que necesita. Dentro del mismo se protege a las hembras y las crías. Luego el deber de dominar un cierto espacio físico y defenderlo es inherente a los instintos básicos de la propia Especie.

Muchos intelectuales dirán que a día de hoy, en el mundo occidental desarrollado, han desaparecido los Mitos. Porque por tales entienden las religiones antiguas. U otros añadirán las ya viejas ideologías del S.XX. Y que ahora ya estamos en la cultura de la razón. Este es la tesis fundamental de Francis Fukuyama y todos sus libros, en especial el titulado, El fin de la historia y el último hombre.

Hay una cita muy clara que me sigue golpeando la cabeza provocándome múltiples y profundas reflexiones. Esta es: “No hay más cadenas que las que atan nuestra mente”.

Al finalizar toda contienda humana siempre es inevitable realizar un profundo análisis acerca de los posibles ganadores y perdedores. Es bien cierto que se dice que una guerra no la gana nadie, todos pierden. Pero también suele ser cierto que siempre gana la especie humana en su conjunto por el gran conocimiento que adquiere.

Mitos modernos

Creo imprescindible explicar qué es el “liderazgo” y cómo funciona. Por tal se entiende el poder máximo de dirección de un colectivo, tenga el tamaño que tenga. Es el que marca los objetivos, pautas de conducta, fijación de las jerarquías, etc. Pues bien, en un grupo inicial, en la prehistoria, este liderazgo era estrictamente físico.

Mitos modernos

Defiendo en todos mis artículos que, hoy, debemos abandonar de una vez por todas el mundo de los Mitos, y entrar de lleno en el mundo del conocimiento. Ya se habla a todas luces de, la sociedad del conocimiento. Es hora ya de aplicarlo al mundo social de las conductas, del derecho, y sobre todo, de la Política.

Una vez muerto lo viejo, aunque siempre queden reminiscencias, se ha de implantar en el centro de las aspiraciones sociales lo denominado, nuevo. ¿Qué será eso?. Lo nuevo es un avance más en el desarrollo de la mente de la especie. Claro que, como siempre sucede, esto acontece en un grupo de privilegiados que han aprendido y comprendido el mundo que muere, y saben que han de dejarlo atrás, y ya vislumbran, aunque a veces sea de forma borrosa, que el siguiente paso va acontecer. Tal como sucedió en el Renacimiento, en las revoluciones Francesa o Americana.

Después de resaltar en varias ocasiones las enormes diferencias que separan a su cultura y la nuestra -la suya bastante más desarrollada- en este caso le parece adecuado al elaborador de los informes sobre nuestra Especie resaltar una idea que, sea cual sea el grado de desarrollo de una civilización, está siempre presente en nuestro ánimo, hablamos de, las Ilusiones.

Cuando Yony tiene que explicar en sus informes que, a su juicio, estamos ante una especie que está saliendo de su adolescencia, muchas personas le solicitan pruebas de ello. Según su análisis respecto a las respuestas que se han dado a la posible formación de un gobierno en España, país en el que ahora reside y estudia sus comportamientos, le parece que una vez más ha quedado clara esa forma de actuar en la vida.

Cada vez que Yony se sienta ante su ordenador y comienza sus informes hay una palabreja que le ronda constantemente en su cabeza y la debe aclarar. Aquí se usa constantemente la palabra “Derechos”. Tengo o tiene “Derecho a esto”, o tiene o no tiene “Derecho a lo otro”. Y se pregunta sinceramente ¿Cuántos –incluso intelectuales- de los que usan esa palabra saben de dónde viene y lo que significa de verdad?

El famoso tema de los Mitos de la “Libertad, la Igualdad y la Solidaridad”, Yony lo tiene muy claro. Y es así porque en su cultura ya se han abandonado esas formas de pensar crípticas, ambiguas y algo mágicas. Y han avanzado a la era del Conocimiento para, tal como sucede en la Medicina, la Agricultura o la Arquitectura, llamarle a las cosas por su nombre, utilizar un lenguaje racional y que todo el mundo pueda entenderse sin “Arcanos Iniciáticos”.