www.horapunta.com

El mediador

¿Debemos combatir el Estado Islámico? Las partes del conflicto…
Ampliar

¿Debemos combatir el Estado Islámico? Las partes del conflicto…

sábado 30 de mayo de 2015, 20:52h

Escucha la noticia

Como nosotros usamos La Razón, y aplicamos los conocimientos de La Teoría General de los Conflictos, una de las cuestiones que han de quedar claras es: Cuántas y cuáles van a ser las partes que van a participar en este Conflicto Manifiesto, que no ha hecho más que comenzar.

Primera.- El Estado Islámico (EI). La que parece la más activa y que da lugar con su movimiento a que occidente tenga que defenderse. Esta está compuesta por el conjunto de personas que en distintos grupos y con mentalidades y formaciones muy variadas, se enfrentan a Occidente, y dicen hacerlo en la defensa del Islam ancestral, Que además parece que quieren usar las tácticas descritas en su libro sagrado, El Corán, es decir, usar el terror y la fuerza para doblegar a los infieles.

Lo que en realidad mueve al 90% de ellos –no creo que haya más de un 10% que domine las enseñanzas profundas del Islam- es el deseo de ser alguien, de convertirse en un macho Alfa, y lo que está de moda para lograrlo es apuntarse a este bando. También el ánimo de aventura y de pasión de la juventud (como explicar sino que tres chicas británicas de quince y dieciséis años, sin experiencia ninguna de la vida, se hayan ido a Siria sin desconfiar del infierno que les espera), sin dejar de lado los problemas de exclusión social por diversas causas que sufren tanto en occidente como en sus propios países. Ellos, como Abraham Maslow nos ha enseñado, buscan obtener dinero, alcanzar poder y recibir el Reconocimiento Social.

Segunda.- El llamado Occidente, liderado por los E.E.U.U. y con Francia y Gran Bretaña a la cabeza. La cultura que con diversos desarrollos surge en la Grecia Clásica, defensores de la sabiduría, la Razón, el conocimiento humano y que usan la ciencia como rectora de sus vidas. Pero sobre todo la creadora de la ilustración, la cultura política democrática y la defensora de los derechos humanos.

Tercera.- Rusia y sus estados de mayor influencia. Quizá su posición inicial se fijó por su religión ortodoxa (cisma de Oriente del 1.061 D.C.). También es cierto que sus orígenes raciales y culturales surgieron distintos. Pero siempre ha estado a caballo de la ambigüedad, adoptó el estudio y el avance de la ciencia, pero nunca quiere abandonar el mito de la autoridad. También es víctima de su posición cambiante en ciertos conflictos pasados con ese llamado occidente. Quizá su verdadera posición es que derrotó a Napoleón y con Él a la ilustración y a la política democrática.

En este conflicto su posición parece de más enfrentamiento que nunca con occidente, si bien es cierto que debió y debe combatir a sus propios Yihadistas en varias repúblicas islámicas, también es cierto que cree que puede volver al mismo nivel de poder que tuvo durante la guerra fría si usa a los islamistas contra occidente. Los usará como peones y los sacrificará cuando le convenga –tal como hizo en su día con el Partido Comunista Griego-, o los convertirá en moneda de cambio.

Cuarta.- China y también su área de influencia. Aparentemente neutral pero con expectativas claras de unirse en parte o en todo a los planteamientos de una u otra parte. No dejarán que los islamistas les perjudiquen en sus territorios, pero querrán que estos desgasten a occidente. Por otra parte se beneficiarán de los réditos económicos con Rusia pero no dejarán que se haga demasiado fuerte porque luego se enfrentaría a ella. Esperará con ambigüedad para jugar sus bazas al final cuando se decanten los ganadores.

Quinta.- Los aparentes Neutrales o que no toman partido inicial por occidente, pero que en el futuro saben que –de triunfar- cualquiera de las otras tres partes le aniquilaría si occidente no les protegiera aunque sea indirectamente. Pero en un principio realizarán declaraciones grandilocuentes sin mojarse, bien por temor a sus enemigos cercanos, bien por creer que el resultado final será incierto o con empate.

Todo lo anterior provocará que todos los habitantes del planeta, unos con implicación directa y otros en sus corazones, tomen partido por uno de estos cinco bandos. Nadie podrá quedar al margen.

Cada uno desde su puesto ha de combatir en el bando que elija o que aleatoriamente le ha tocado situarse. Los que no quieran o no puedan, agárrense… Porque el conflicto manifiesto ya ha comenzado…


¿Quieres leer el artículo al completo? Accede a nuestro quiosco, desde donde podrás ver nuestra revista, navegar por nuestra hemeroteca y descargarte los números que quieras desde tu dispositivo Android, Apple o en nuestra biblioteca de Amazon. Descubre una nueva forma de acceder a los contenidos de Hora Punta, gratis y desde cualquier soporte digital. ¡No lo dudes y haz click aquí!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios