www.horapunta.com
El aborto no seguro, una emergencia olvidada

El aborto no seguro, una emergencia olvidada

martes 12 de marzo de 2019, 17:52h
El mundo ha logrado avances sustanciales en cuatro de las cinco causas principales de mortalidad materna. Pero el aborto no seguro, la única causa casi totalmente prevenible, se ha olvidado en gran parte.

El aborto no seguro todavía sigue causando al menos una de cada 12 muertes maternas en todo el mundo. Y, en comparación con las reducciones logradas en las demás causas directas de muerte materna desde 1990 (sangrado grave, infección grave, trastornos de la presión arterial y parto obstruido), ha habido poca mejora en el impacto negativo que tiene el aborto no seguro.

Según lo define la Organización Mundial de la Salud, el aborto no seguro es un procedimiento para interrumpir un embarazo no deseado que es llevado a cabo ya sea por personas que carecen de las habilidades necesarias o en un entorno carente de estándares médicos mínimos. El aborto, sea seguro o no, es algo común en todo el mundo: durante el período 2010-2014, aproximadamente uno de cada cuatro embarazos terminó en un aborto provocado.

Alrededor del 45% de los abortos en el mundo se consideran no seguros, y más de 22.000 mujeres y niñas mueren cada añodespués de someterse a un procedimiento en tales condiciones, según el informe del Instituto Guttmacher publicado en 2018.

Cuando una mujer o una niña está decidida a terminar su embarazo, lo hará, independientemente de la seguridad y legalidad del procedimiento. Cuando no disponga de servicios de aborto seguro, arriesgará su vida con un procedimiento no seguro, a menudo porque la perspectiva de continuar con el embarazo le resulta insoportable.

Alrededor del 97% de los abortos no seguros y las muertes que provocan tienen lugar en África, América Latina y el sur y el oeste de Asia, que son las regiones donde nuestros equipos ofrecen asistencia médica a las personas más necesitadas.

Mientras tanto, el volumen de complicaciones posaborto es enorme: se estima que, cada año, siete millones de mujeres y niñas ingresan en el hospital por estas razones. Algunas quedarán permanentemente incapacitadas y otras nunca podrán engendrar un niño. Sin embargo, desconocemos las cifras reales, porque muchas mujeres y niñas no se atreven a pedir atención médica o no pueden hacerlo.

Aborto no seguro: una emergencia médica

En 2017, nuestro personal trató a más de 22.000 pacientes con complicaciones posaborto. En algunos hospitales donde trabajamos, hasta el 30% de las complicaciones obstétricaspueden deberse a un aborto no seguro.

La mujer o la niña puede haber consultado a alguien no cualificado o haber intentado abortar por sí misma. Puede haber recurrido a métodos peligrosos como introducir barras afiladas por la vagina y el cuello uterino hasta el útero; ingerir sustancias tóxicas como el cloro; insertar preparaciones de hierbas en la vagina; e infligir daños como golpear el abdomen. Muchos ni siquiera son efectivos, pero pueden dejar un daño duradero.

Para aquellas que usan estos métodos no seguros, las consecuencias potencialmente mortales incluyen hemorragia grave, sepsis (infección general grave), envenenamiento, perforación uterina o daño a otros órganos internos. Las mujeres que llegan a las urgencias de los hospitales en estas condiciones pueden necesitar una transfusión de sangre, una cirugía de reparación mayor o una histerectomía (la extirpación completa e irreversible del útero).

Juicio moral y vergüenza

Una mujer puede esperar estar embarazada algún día en el futuro, pero no necesariamente en este momento.

Nuestra experiencia en países como Colombia, Grecia, Mozambique y Sudáfrica, por mencionar solo algunos, confirma la diversidad de mujeres y niñas que se enfrentan a un embarazo no deseado: casadas y solteras, mujeres con hijos y niñas que aún van a la escuela, mujeres urbanas con educación y de pueblos rurales.

Algunas han estado usando anticonceptivos que fallaron o se agotaron debido a un suministro interrumpido. Algunas han sido obligadas a quedarse embarazadas o lo están debido a una agresión sexual. Otras han enfrentado dificultades económicas y emocionales, con y sin amigos o apoyo familiar. Algunas se han visto atrapadas en una crisis humanitaria y huyeron para salvar la vida.

Puede haber tanta vergüenza y estigma asociados a las circunstancias que crearon el embarazo no deseado como al aborto en sí.

La mayoría de las mujeres ya han pensado en sus opciones y han tomado la decisión antes de buscar atención. Algunas mujeres pueden pedir más información antes de decidir. En estas situaciones, nuestro papel es escuchar y proporcionar el apoyo e información adecuados, respetando su decisión sin juzgarla o influenciarla.

La consulta con un profesional capacitado también garantiza que la mujer comprenda los riesgos y beneficios de un aborto, sepa lo que experimentará durante el proceso y tenga la oportunidad de hacer preguntas.

Limitaciones legales al aborto

El hecho de que el aborto sea ilegal en la mayoría de los paísestodavía es una preocupación. La evidencia es clara: la cifra de abortos cambia poco cuando hay restricciones legales. En cambio, donde el aborto está más restringido, es más probable que sea no seguro. Donde el aborto es legal y hay servicios seguros disponibles, las muertes y la discapacidad a causa del aborto se reducen considerablemente.

Alentados por la evidencia, algunos países han reconsiderado sus leyes.

La legislación en República Democrática del Congo (RDC) cambió en abril de 2018. Desde entonces, todos los centros médicos tienen la obligación de proporcionar la interrupción del embarazo a las mujeres que han sido víctimas de violación o abuso sexual, o cuya salud física o mental está en riesgo.

Barreras en el sistema sanitario

La liberalización y la despenalización del aborto son, por lo tanto, pasos importantes, pero no garantizan la disponibilidad de servicios de aborto seguro. Muchos sistemas de salud responden al cambio con lentitud y cierta inconsistencia.

En Mozambique, los estándares clínicos para el aborto seguro solo se definieron en 2017. La oposición institucional, la resistencia de los trabajadores de la salud y el desconocimiento de quienes toman decisiones han obstaculizado la implementación, lo que significa que todavía hay muchas mujeres que no saben cómo acceder a estos servicios.

En Colombia, hace 12 años se logró una despenalización significativa. Pero en las ciudades portuarias de Buenaventura y Tumaco, encontramos una ignorancia generalizada sobre el alcance actual de los servicios de aborto seguro. Los trabajadores de la salud que deberían haber estado preparados para realizar este tipo de atención ni siquiera sabían que era parte de su deber.

Las barreras pueden ser burocráticas. En Atenas (Grecia), donde ayudamos a los migrantes, solicitantes de asilo y refugiados a acceder a abortos seguros en el sistema de salud pública, las mujeres tienen una lista de espera de más de cuatro semanassolo para tener su primera consulta. Siguen más consultas con más profesionales de la salud, especialmente médicos. Algunas pacientes enfrentan obstáculos adicionales, ya que no llevaban la tarjeta de la seguridad social o iban a consulta sin un traductor.

En Grecia, el límite legal es de 12 semanas de gestación, por lo que las mujeres se enfrentan a una carrera contrarreloj para poder interrumpir su embarazo debido a los numerosos obstáculos en su camino.

Simplificar el acceso para las pacientes

La interrupción del embarazo es un acto médico seguro y eficaz,que generalmente se realiza con pastillas (aborto farmacológico) o mediante una intervención menor bajo anestesia local (aspiración manual endouterina). Ambos métodos son menos arriesgados que una inyección de penicilina.

El aborto farmacológico requiere dos medicamentos (mifepristona y misoprostol) y un total de cinco pastillas. A menudo es el método preferido por las mujeres, ya que es menos invasivo y puede iniciarse como paciente ambulatoria y completarse en la privacidad de la propia casa.

Los médicos no son necesarios para proporcionar estos servicios; las matronas y el personal de enfermería también pueden proporcionarlos en hospitales y centros de salud por igual, siempre y cuando tengan la capacitación adecuada.

Que el aborto sea seguro

Los servicios de aborto seguro constituyen de hecho un paquete de servicios de salud esenciales: control de las complicaciones posaborto, interrupción segura del embarazo y suministro de anticonceptivos. Estos servicios deben ser oportunos, confiables, confidenciales, cualificados y compasivos. Deben ser proporcionados por personas que hayan sido debidamente capacitadas.

La anticoncepción y los servicios de aborto seguro van de la mano en la estrategia para reducir los embarazos no deseados, los abortos no seguros y las muertes maternas. Aumentar el acceso a la anticoncepción moderna es esencial para reducir los embarazos no deseados y los subsiguientes abortos o nacimientos no planeados. Sin embargo, la anticoncepción sola no es suficiente como solución.

Trabajamos con nuestro personal, con las comunidades, con los Departamentos y Ministerios de Salud y con otros proveedores de atención médica no gubernamentales para mejorar el acceso a los anticonceptivos, la atención posterior al aborto y la interrupción segura del embarazo para las mujeres y las niñas que no tienen acceso a la atención médica o se encuentran atrapadas en crisis humanitarias.

El embarazo no deseado y el aborto no seguro tienen un grave impacto médico en las mujeres y las niñas en los muchos países de bajos recursos y afectados por conflictos en los que trabajamos. Sus familiares y amigos, cuidadores, incluido nuestro personal, y su comunidad en general también sienten las consecuencias. Y, como organización médica y humanitaria, mantenemos nuestro compromiso de brindar servicios de aborto seguro para reducir este sufrimiento evitable, que a menudo se pasa por alto.

En lugar de ser juzgada, lo que necesita una mujer es una atención médica que respete la razón por la que se ha presentado a pedir ayuda; que le garantice que podrá hablar con un profesional capacitado; y que le proporcione un servicio de calidad para la interrupción del embarazo cuando lo necesita.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Hora Punta

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.