www.horapunta.com
Demostró que la vida puede comenzar a los... 92 años

Demostró que la vida puede comenzar a los... 92 años

martes 05 de mayo de 2020, 18:44h

Escucha la noticia

Este año la celebración del 72 aniversario de la Independencia del Estado de Israel, por primera vez el Coronavirus hizo que las diferentes ceremonias se celebraran en condiciones especiales, excepcionales, sin público, pero ello no le quitó nada de la emoción de siempre, me atrevo decir que ésta fue aún mayor.
Con la ceremonia de encendido de las llamas por la celebración de Iom Haatzmaut, Día de la Independencia, finalizan las 24 horas previas de los eventos de Recordación del Día de los Caídos en las diferentes guerras de Israel, en segundos, del duelo generalizado, no existe familia en Israel que no tenga por quién recordar y llorar, se pasa a la alegría, hace 72 años nació oficialmente el Estado de Israel, éste año el Coronavirus cerró los masivos festejos en las calles para trasladar todo a los domicilios de cada uno, a los balcones, los gritos y saludos cortaban los aires, la felicidad y alegría en su plenitud.

Pero, aunque sin público, la tradicional ceremonia de encendido de las 12 llamaradas se cumplió. A una de ellas que me conmovió quiero hacer especial dedicación.

La encendió Raina Abitball, de 92 años, oriunda de Marruecos, que hoy vive en Jerusalén, madre de diez hijos, abuela de 46 nietos y de16 bisnietos y voluntaria durante más de 18 años en el Hospital Shaare Zedek, una mujer que como a mí logró emocionar a un estado completo al encender en el Monte Hertzl la antorcha con motivo del 72 Día de la Independencia de Israel.

"Soy Raina Abitball, hija de Hannah y Masud Levi Ben Sitton. Me encanta ayudar, es un gran mandamiento para el mundo venidero. Sea voluntario y manténgase feliz como yo. Diós dará a todos los pacientes fortaleza y salud” como a mí", según ella el mundo recién comienza y agrega "hazte voluntaria y sé feliz como yo".

Nos dijo: "Recibo muchos comentarios y llamados telefónicos desde todo el mundo sobre la ceremonia, quiero que muchas chicas y no tan chicas se ofrezcan como voluntarias. Vale agregar que Raina Abitball concurre a su trabajo en dos autobuses de servicio público y los finaliza en un tren de corto recorrido, ¿hace falta agregar algo más?".

Y para nuestros casi 3.350.000 lectores de perfil ABC1 mayoritariamente distribuidos en todo Latino América, España y Portugal una sugerencia, en vuestras manos y corazones está que "los mayores", vuestros mayores, modifiquen sus sistemas de vida, un volver a vivir.

Hasta la próxima...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios