www.horapunta.com
Un mes sin respuesta Pedro Sánchez. ¿Qué menos que educación, no?
Ampliar

Un mes sin respuesta Pedro Sánchez. ¿Qué menos que educación, no?

martes 03 de marzo de 2020, 00:02h

Escucha la noticia

Respuesta de José Luis Úriz Iglesias (ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE) ante el silencio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a sus intentos de contacto.

Estimado compañero Pedro Sánchez:

Siempre he defendido evitar escribir los artículos en primera persona, pero dado el tema sobre el que voy a reflexionar no tengo más remedio que hacerlo de esta manera.

El pasado 29 de Enero te envié por correo certificado dos cartas (como en los viejos tiempos) con acuse de recibo, la primera a la sede de Presidencia del Gobierno en Moncloa, la segunda a la del PSOE de Ferraz 70, por cierto el lugar donde nací allí por 1948.

En ellas te hacía un extenso análisis de mi caso, que no volveré a repetir porque siempre te queda el recurso de leerlas enteras. Pero sí te haré un breve resumen con el que puedes tener una visión bastante aproximada de lo ocurrido.

Fui expulsado del PSOE en 2010 al acusarme falsamente de haber dedicado a Otegi el cohete de mi pueblo Villava-Atarrabia, donde ejercía de concejal del PSN-PSOE desde hacía 12 años y de haber invitado a Pernando Barrena al mismo.

Falsedades demostradas documentalmente, la primera de manera fácil ya que a ese acto acudieron centenares de vecinos, numerosos representantes políticos de todo el espectro y medios de comunicación que grabaron visual y sonoramente lo ocurrido. O sea centenares de testigos de lo que allí dije. La segunda con sendos escritos del Secretario del Ayuntamiento, Jefe de Protocolo y Portavoz de EH que afirmaban que fue este grupo quien le invitó.

Por cierto esa etapa de concejal coincidió con la peor momento de “plomo y fuego” de la violencia de ETA, en el pueblo más castigado por ella de Navarra, siempre defendiendo en la trinchera de primera línea al PSOE y a la democracia sin dar ni un paso atrás, lo que me acarreó numerosas situaciones “complejas”.

Reconozco (en mi debe según quienes decidieron mi expulsión) que siempre defendí, defiendo y defenderé la vía del diálogo como método de resolución de conflictos en el entonces “conflicto vasco”, incluso con los muy diferentes y la construcción de puentes sobre ríos de aguas turbulentas por los que encontrarnos. Vamos, como tú ahora en el conflicto catalán.

Fui castigado severamente por ello. Es como si en estos instantes a ti te expulsaran del PSOE por haber puesto en marcha esa vía. Una absoluta contradicción.

Posteriormente como me desplacé a Catalunya (el cohete lo lancé como una especie de reconocimiento a mi labor municipal durante esos 12 años) fui acogido por el PSC que permitió mi afiliación, incluso liderando una lista electoral en un pequeño pueblo del Vallés Oriental.

De esa manera pude participar en las diferentes primarias, Congresos, jornadas, del PSOE. Otra nueva contradicción.

Apoyé desde el inicio tu figura tras el sábado negro del 1-O de 2016 y posteriormente fui unos de los impulsores de la famosa reunión del Ateneo de Madrid de Noviembre, con la que empezó tu nueva etapa que te llevó de nuevo a la SG del PSOE.

Posteriormente tras tu victoria en las primarias solicité de nuevo mi afiliación en el PSN-PSOE por la vía presencial y telemática, con el silencio por respuesta.

El pasado 9 de Enero volví a solicitarla convencido de que ahora sí tendría respuesta afirmativa. Especialmente porque el nuevo gobierno consolidado a partir del día anterior, coincidía con lo que llevaba defendiendo durante muchos años, la colaboración de las izquierdas estatales y periféricas.

Ante el nuevo silencio me decidí a dirigirme a ti a través de esas dos cartas, que con profundo dolor constato tampoco han merecido respuesta.

Te diré una cosa con absoluta sinceridad, estoy convencido de que en esta nueva senda que has emprendido necesitas gentes como yo, con mis ideas, gentes forjadas en el acero de mil batallas siempre en esa dirección, con esa bandera.

Por eso esperaba tu respuesta afirmativa, pero lo que no me esperaba era de nuevo el silencio. Porque existe una regla de oro, especialmente para las gentes de izquierdas, la buena educación, que en este caso se debería traducir en responder mis escritos.

Compañero Pedro, para finalizar te comentaré repitiendo el principio, que soy de la vieja guarda roja, forjado en la lucha anti franquista y contra la violencia de ETA, leal especialmente a mis ideas, después a mi partido y por último al líder.

Por eso sea cual sea la respuesta a este nuevo escrito te seguiré apoyando a ti, al PSOE, al gobierno, siempre y cuando sigáis por el camino iniciado estas semanas que coincide plenamente con esas ideas.

Un abrazo desde el dolor de sentirme injustamente tratado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios