www.horapunta.com

Donald Trump

En julio de 2017 escribí una columna titulada “Trump, el heredero de Nixon” donde mencionaba una reseña de la reedición en español del libro de Carl Bernstein y Bob Woodward, “Todos los hombres del presidente”, sobre el ‘escándalo Watergate’.

Una misteriosa y polémica llamada ha desatado el escándalo. Una nueva hoja de ruta del presidente norteamericano que se ha cobrado su primera víctima: Kurt Volker. ¿Quién es? ¿Por qué dimitió el pasado viernes? Despejamos todas las dudas...

La titulación de ésta nota vale una explicación. En los países anglosajones, también en Israel, el 1 de abril es lo que en España y Latinoamérica es el 28 de diciembre, el Día de los Inocentes, humor y bromas para todos los gustos.

Antes de los comicios el presidente de EE.UU. aseguró que los indocumentados podrían "votar ilegalmente".

La gran enseñanza que los cursos de mediación nos proporcionaron acerca del estudio de los conflictos, es que estos siempre traen consigo el Conocimiento.

Una de las grandes ventajas que todo conflicto provoca es el de la unión. La unión de todos los pertenecientes a un grupo para hacerle frente al grupo o grupos contrarios.

Lo más claro que nos aparece en la nueva política defendida por Trump, y en clara línea asociado con el Brexit, Le pen, Orbán, etc., es la defensa a ultranza del viejo nacionalismo. Que porqué viejo, porque intelectualmente ya está superado. Ya conocemos lo mucho de bueno y lo funesto de malo que ha traído, y más parece de otra época anterior.

Para mí es apasionante comprobar a lo largo de la historia de la especie humana cómo se ha ido desarrollando el equilibrio entre los dos géneros, Masculino y Femenino.

Patético. Era la Grecia antigua y ya Aristóteles sabía que la violencia era, siempre y necesariamente, destructiva, de hecho, la definía como aquello que intenta -desviar- destruir el desarrollo del cosmos. Y así lo replicaron científicos de la talla de Tomás de Aquino, pero en pleno Siglo XXI todavía hay quienes no pueden superar la primitiva idea de que la violencia puede ayudar en la defensa o, peor, en el establecimiento de un “orden social”.

Por todos es conocida la figura de Pablo Escobar. Ahora su hermano, Roberto Escobar, está de plena actualidad por haberse marcado un difícil reto: enfrentarse al todopoderoso Donald Trump gracias a un criptoactivo.

Cuando Trump abre la boca, se para el mundo. Aunque esta vez el gran afectado ha sido su propio país, al equiparar entre la credibilidad de la palabra del mandatario ruso, Vladímir Putin, y la de los servicios de inteligencia, el departamento de Justicia y otros altos cargos de la Administración que él mismo dirige.

Este miércoles 14 de febrero, día de San Valentín, la localidad de Parkland (EE.UU.), sufría el terror de las armas. Un exalumno expulsado por indisciplina abría fuego en la escuela secundaria Stoneman Douglas dejando 17 muertos y 15 heridos.

Un hombre armado entró este domingo en una iglesia baptista de Sutherland Springs (Texas), un pueblo de menos de 400 habitantes, y abrió fuego contra los feligreses. Asesinó a sangre fría a 26 personas e hirió a una veintena, según el gobernador del Estado, Greg Abbott.

El senador de Tennessee (EE.UU.) y analista de seguridad, Bob Corker, ha puesto en el punto de mira dos amenazas globales que podrían llevar a la Tercera Guerra Mundial.

No es necesario realizar un minucioso estudio para comprobar a primera vista que a lo largo de la historia todo el funcionamiento de los procesos sociales ha sido cíclico. Estos se han alternado constantemente, por distintos motivos y en función a variadas circunstancias , que a su vez, han marcado la duración de uno u otro ciclo.