www.horapunta.com
    19 de marzo de 2019

ACTUALIDAD > CURIOSAS

Las tres personas arrestadas pertenecían a una secta que pretendía purificar al mundo de la superpoblación. Para ello, mataban a jóvenes que seducía el hombre de este triángulo, se las comían y, con los restos, hacían empanadas para venderlas a los comerciantes de la zona.
Una azafata fue despedida por tener, durante sus vuelos, relaciones sexuales con pasajeros, a los que les cobraba casi dos mil euros por el servicio, según publica la versión digital del diario británico Daily Mail.
Este suceso tuvo lugar en la localidad de Hackensack y, aun habiendo pasado un tiempo, los vecinos no salen de su asombro.
0,248046875