www.horapunta.com

Explotación sexual de mujeres

Se ha detenido a un total de 14 personas que formaban una red criminal que se aprovechaba de la vulnerabilidad de las víctimas, al tratarse de mujeres con cargas familiares y en situación de necesidad económica.

El entramado criminal, asentado en la localidad de Fuente Álamo (Murcia), introducía de manera irregular en España a mujeres latinoamericanas, concretamente de Honduras y Paraguay, con la finalidad de explotarlas sexualmente o como cuidadoras de personas mayores. En el registro realizado en una vivienda utilizada como prostíbulo los agentes localizaron un hueco de dimensiones muy reducidas que habría sido utilizado para esconder a mujeres en caso de presencia policial.

Día Europeo contra la Trata

Las víctimas eran captadas en Paraguay, su país de origen, con falsas ofertas de empleo para trabajar en España. La organización prostituía a las mujeres en pisos ubicados en la provincia de Tarragona para saldar la deuda contraída con ellos, a quienes obligaban a consumir y vender sustancias estupefacientes a clientes y toxicómanos.

Se ha arrestado a nueve integrantes de una red dedicada a la trata de seres humanos que operaba en España, Rumanía y Reino Unido, y que tenían controlado el negocio de la prostitución en la zona sur de Tenerife. Los detenidos forzaban a sus víctimas al consumo de estupefacientes y a ejercer la prostitución.

Se ha detenido a una pareja a los que se les imputan delitos de trata de seres humanos, explotación laboral y estafa continuada. Los investigadores han localizado además a otras cuatro víctimas anteriores a las que explotaron en el mismo domicilio. Convencían a las víctimas para que invirtieran sus ahorros en un depósito que no existía.

Hasta el momento han sido identificadas 80 víctimas que habían sido captadas mediante distintos tipos de engaños para ser derivadas a diferentes plataformas e inducirlas a participar en actividades de índole sexual. La operación ha permitido la detención de otras 21 personas que actuaban desde Europa y Norteamérica.

Agentes de la Policía Nacional española han colaborado con agentes de la Oficina Central para la Represión de la Trata de Seres Humanos de la policía francesa en la desarticulación de una organización criminal de origen nigeriano dedicada a la trata y explotación sexual de mujeres de su misma nacionalidad. La operación se ha saldado con la detención de cinco personas – cuatro en Francia y una en España- lo que ha supuesto la completa desarticulación del entramado.
  • 1

Las detenciones se han llevado a cabo en la provincia de Valencia, donde los agentes han liberado a una mujer controlada plenamente por la organización y que había sido sometida a un ritual de vudú. Al llegar a España, el grupo criminal le había impuesto una deuda de 38.500 euros que debía abonar ejerciendo la prostitución.

Han sido arrestadas cinco personas que, presuntamente, captaban a mujeres colombianas en situación de extrema necesidad o vulnerabilidad y les ofrecían venir a España para, posteriormente, ser explotadas.

Las mujeres explotadas en condiciones infrahumanas, no solamente debían estar disponibles y localizables las 24 horas del día para el ejercicio de la prostitución sino que además eran obligadas a consumir y ofrecer cocaína con la que también traficaban sus captores. Gracias a esta operación han sido intervenidos 250.000 euros en los cinco registros realizados, lo que supone una de las mayores aprehensiones de efectivo en España en investigaciones relacionadas con la explotación sexual en casas de citas.

Liberadas cuatro mujeres que habían sido captadas en Rumanía mediante el método Lover Boy, típico de las organizaciones criminales formadas por miembros de ese país. La organización delictiva desarticulada controlaba varios clubes de alterne ubicados en provincias andaluzas donde, además de traficar con sustancias estupefacientes, las víctimas eran amenazadas y agredidas.

Han sido detenidas 7 personas en Arrecife (Las Palmas), Madrid y Vitoria (Álava), entre ellas la máxima responsable de la organización, y se ha liberado a 5 víctimas. Captaban a las víctimas en Nigeria, donde eran sometidas a rituales de vudú para doblegar su voluntad y posteriormente ser trasladadas a Europa para ejercer la prostitución bajo un clima de amenazas palizas y coacciones.