www.horapunta.com

A examen

Así se cuida… GatoPerro
Ampliar

Así se cuida… GatoPerro

viernes 29 de mayo de 2015, 01:02h

Escucha la noticia

Atentos a la receta de la felicidad que nos propone GatoPerro: "Folla y bebe, ¿no? Que la vida es breve (risas)". ¿Quieres conocer mejor a nuestro protagonista de la semana?

¿Qué significa para ti la palabra “salud”?

Estar bien contigo mismo, ¿no?

¿Qué tipo de dieta llevas a cabo?

Ancha pero corta, ¿sabes? Como amplia, pero escasa. Como de todo, pero como una vez al día, cuando me pilla… será por el oficio o también por carencia de horarios definidos, carezco de una rutina. Soy un poco como los gatos, ¿no? Como cuando tengo hambre, duermo cuando tengo sueño y meo en las farolas cuando me pilla (risas).

¿Prefieres la Dieta Mediterránea o la Fast Food?

Me gusta comer bien; yo cocino en mi casa y, si no prefiero tirar de los menús de los bares de Madrid. La comida rápida no me gusta nada… no como nada de congelados y todas esas historias, tampoco me vas a ver cerca de un McDonald’s. Sí, puedo tener mis días que te sientes culpable por algo y necesitas un poco de glutamato, ¿no? Como que te quite la culpa… eso me pasa, que me siento mal o algo, por un concierto que no he hecho bien o por alguna putada que le he hecho a alguien, y lo que te apetece es eso, comida china o una hamburguesa guarra en el bar de abajo; pero creo que tiene que ver con la autodestrucción, como que te odias y también quieres que tu cuerpo sepa que le odias y entonces te comes algo así chungo, pero a mí me gusta comer bien, legumbres, verdura, pescado… a veces es difícil en la ciudad con el ritmo de vida que llevamos, pero prefiero unos buenos judiones que una pizza.

¿Es difícil llevar una alimentación adecuada estando de promoción?

Se complica mucho, es difícil, sobre todo en los viajes; en las estaciones de servicio no suelen tener arroz integral ni cosas así, son más bien de lomo-queso. Y es una putada, por ejemplo, estuve tocando en Plasencia y es todo súper fuerte lo que ofrecen para cenar, o la semana anterior en Mallorca y no había pescado, todo de casquería… dentro de todo, cosas cocinadas. Pero darle eso a tu cuerpo cuando le estás pidiendo tanto…

¿Consumes productos naturales?

Lo intento, pero por comodidad… no estoy dentro de una cooperativa que cojamos verduras ni nada. Voy al mercado y compro lo que hay y no sé exactamente cómo lo han producido. No soy sibarita, trato de cuidarme pero no soy de preguntar, si hay hambre como lo que sea.

¿Haces ejercicio físico?

La verdad es que no. Ejercicio horizontal, si hay suerte (risas), y barra fija también (risas). Y ahora lo único que estoy haciendo, para unos problemas de espalda, es yoga, me están intentando enseñar a hacer yoga y parece que se me da hasta bien; lo que peor llevo es lo de dejar la mente en blanco, gato para arriba, gato para abajo, pero yo estoy pensando en mis cosas, no puedo evitarlo, yo creo que lo que más cuesta en las ciudades es mantener la salud mental, hay demasiados estímulos y eso nos conduce a la ansiedad, que parece que es la enfermedad del siglo XXI; yo creo que cuando estás bien de la cabeza, cuando estás relajado, es cuando puedes hacer yoga, dar un paseo o lo que sea, pero todo empieza con la cabeza, mens sana in corpore sano, yo siempre lo digo al revés, corpore sano in mens sana.

¿Tienes algún hábito o manía inconfesable?

No sé, los lunes siempre me como un chuletón, bajo al mercado y pido un filete de buey, no sé por qué, pensaba que era una anemia, pero me hice unos análisis y no, pero me como un chuletón de buey todos los lunes. Y, no sé, hábitos inconfesables… relacionados con el oficio, en los conciertos últimamente procuro hacerme infusiones de jengibre así con miel y, también, antes de tocar, me como un trozo de jengibre de la infusión, coges el jengibre en rebanadas, te haces la infusión, y ese jengibre que se ha quedado un poco cocido yo me llevo a los conciertos para antes de salir, sobre en todo en invierno, por el tema de expulsar y también te calienta la garganta y abre ahí; los chinos dicen que no comen nada que no les siente bien y comen mucho jengibre, así que yo también, algo bueno tendrá, aunque, eso sí, pica como un demonio (risas), hay que bajarlo con un trago de whisky (risas).

¿Cuál sería para ti la receta de la felicidad?

Folla y bebe, ¿no? Que la vida es breve (risas).


¿Quieres leer el artículo al completo? Accede a nuestro quiosco, desde donde podrás ver nuestra revista, navegar por nuestra hemeroteca y descargarte los números que quieras desde tu dispositivo Android, Apple o en nuestra biblioteca de Amazon. Descubre una nueva forma de acceder a los contenidos de Hora Punta, gratis y desde cualquier soporte digital. ¡No lo dudes y haz click aquí!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios