www.horapunta.com
Joan Ribó: 'La empresa que invierta en el Puerto tiene que tener la máxima seguridad jurídica'

Joan Ribó: "La empresa que invierta en el Puerto tiene que tener la máxima seguridad jurídica"

"Tenemos dudas razonables sobre las consecuencias medioambientales y sobre los efectos, para la costa valenciana y para la salud de la ciudadanía, de la ampliación de las instalaciones del Puerto de València hacia el norte", ha confirmado el alcalde Joan Ribó, al concluir la reunión del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV). En este encuentro, Ribó ha vuelto a reclamar una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que tiene que emitir el Ministerio de Transición Ecológica antes de acometer la mencionada intervención, y ha dejado claro que "el Ayuntamiento no se opone a la estrategia de desarrollo de las instalaciones portuarias pero quiere que se haga bien".

El alcalde de València ha pedido la retirada del punto del orden del día del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria relativo a la futura adjudicación de las obras de ampliación del Puerto. Al no verse cumplida esta solicitud, Joan Ribó ha votado en contra del mencionado punto, y ha aclarado: “no estamos en contra de la ampliación del Puerto de València, pero queremos que cualquier actuación se haga bien, teniendo en cuenta la legalidad y los factores de sostenibilidad”. El alcalde, además, ha apostado nuevamente por las infraestructuras ferroviarias, en vez de trazados por carretera, que considera “obsoletos, y que no responden a una empresa puntera de la ciudad de València como tiene que ser el Puerto”. El alcalde considera prioritario, además, empezar a hablar de los accesos al Puerto y del transporte ferroviario de mercancías que tiene que estar enlazado al Corredor Mediterráneo: una infraestructura en la que tenemos que creer todos: instituciones, empresas y sociedad civil, porque es punta de lanza del desarrollo para la ciudad”.

Así, Joan Ribó ha afirmado que "es imprescindible una revisión de los posibles impactos, y para saber si los hay, cabe hacer los pertinentes estudios, como se hacen en toda la Unión Europea, mediante una Declaración de Impacto Ambiental del Ministerio Transición Ecológica, que es el órgano competente, para sustituir el actual DIA, que data de 2007, y que no tiene vigencia, puesto que el proyecto inicial del Puerto se ha modificado muy sustancialmente".

Joan Ribó ha recordado el estudio jurídico del Ayuntamiento que recomienda “esta nueva declaración de impacto ambiental porque la posible ampliación del Puerto comporta un aumento del volumen de dragado de las playas del norte de la ciudad, un posible impacto sobre el paisaje de esta zona, y sobre todo, el indudable impacto sobre la movilidad y sobre la atmósfera, que hay que resolver de manera clara, puesto que se duplicaría el número de camiones y de contaminantes".

Así las cosas, en esta sesión se ha acordado la tramitación de un paso administrativo previo a la adjudicación de la ampliación de las instalaciones portuarias, “que no contarán con el visto bueno del Ayuntamiento de València, hasta que no es se realice la reivindicada Declaración del Impacto Ambiental". De hecho, el acuerdo de aprobar la oferta presentada por una naviera, para la construcción y explotación de la nueva terminal de contenedores, se ha tomado sin el apoyo del alcalde de València, quien ante los medios de comunicación ha subrayado “la necesidad de replantearse esta intervención sin transparencia sobre sus garantías económicas, ambientales y sociales".

Su voto en contra, coincidente con el Día Mundial contra el Cambio Climático, se traducirá, en un futuro, en alegaciones, que el Ayuntamiento presentará, si hace falta, en el proceso para presentar propuestas, tal y como contempla la Ley de Puertos. "El Ayuntamiento presentará alegaciones, pero esto no quiere decir", ha añadido el alcalde “que la declaración que pide el Ayuntamiento retrase el proceso de ampliación del puerto de una manera desmesurada. Al contrario: ayudará a hacer las cosas bien hechas".

“LO QUE SE HACE RÁPIDO NO SIEMPRE ACABA BIEN: LA ZAL”

"A veces se hacen las cosas muy rápido y no siempre acaban bien", ha resaltado al recordar, por ejemplo, lo ocurrido con la Zona de Actuaciones Logísticas (ZAL), “que se hizo muy deprisa, y se ha pasado 20 años durmiendo el sueño de los recursos, de los tribunales... No quiero que pase algo parecido. La empresa que invierta en el Puerto tiene que tener la máxima seguridad jurídica, porque queremos que en València las cosas se hagan bien hechas".

Para concluir, el alcalde ha querido dejar claro que el Ayuntamiento no tiene ninguna confrontación con el Puerto: "con el puerto nos tenemos que llevar bien y hemos estado trabajando y colaborando durante los últimos 4 años. Lo que hay es una discrepancia sobre este asunto en concreto y queremos, en todo caso, que el Puerto cuente con las máximas garantías de desarrollo, tanto jurídicas, como de infraestructuras, respetando así mismo el entorno y los barrios de la ciudad".

"Y por supuesto, el alcalde se mantendrá en sus posiciones de defensa de las vertientes medioambientales pero con la voluntad de trabajar conjuntamente y colaborar desde un punto de vista serio", ha resaltado Joan Ribó que ha evocado asuntos pendientes como por ejemplo los nuevos accesos al Puerto, "pendientes de un informe que incluirá el reivindicado acceso ferroviario para minimizar el impacto urbano".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Hora Punta

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.