www.horapunta.com

Jorge Molina

LA CONJURA DE LOS NECIOS

Parecería que con la remodelación del gobierno se iba a ver un acercamiento al partido y a unas políti-cas más moderadas y menos populistas.

LA CONJURA DE LOS NECIOS

Empezamos el curso comentado la última comparecencia del presidente de gobierno Pedro Sánchez.

LA CONJURA DE LOS NECIOS

La visita de la presidenta de la Comisión despeja algunos aspectos sobre las ayudas de la Unión Eropea.

LA CONJURA DE LOS NECIOS

Cada día este gobierno nos prepara un «más difícil todavía» circense, que ya deja indiferentes a niños y mayores.

LA CONJURA DE LOS NECIOS

Hemos asistido a unas imágenes bochornosas con la avalancha de emigrantes marroquíes por la frontera del Tarajal en Ceuta; invasión orquestada por el gobierno marroquí que nos motivan a reflexionar.

Las advertencias del Supremo han puesto en primera página los privilegios que disfrutan en Lledoners unos políticos delincuentes. Los presos independentistas catalanes, solo son eso, unos malhechores que incumplieron e incumplen la ley.

Algunas pinceladas sobre algunos cambios que se intuyen para el futuro.

Se habla mucho de transparencia, de gestión del coronavirus y de que habrá su momento para hacer balance, pero ya es el momento para poner el foco en algunas cosas.

LA CONJURA DE LOS NECIOS

Aprovechemos este final veraniego para hacer analogías, elucubraciones y unas risas.

La conjura de los necios

Seguimos con el insulto de los indultos.

LA CONJURA DE LOS NECIOS

No nos aburrimos, ni podemos quejarnos de estar ayunos de noticias, propuestas, saltos mortales y fuegos artificiales en la política patria.

La conjura de los necios

Hemos asistido a la campaña autonómica más sorprendente de nuestra, ya no tan joven, democracia y merece unas líneas.

Estamos en la segunda oleada, todavía no sabemos si la vacuna estará disponible antes o después de la tercera. Esta pandemia crea un nuevo escenario y nos preguntamos cuál va a ser nuestra «nueva realidad» en lo económico, en lo social o en lo político.

En este periodo, por la ociosidad, ha habido un incremento del uso de internet y de las redes sociales con todo lo que ello conlleva.

Aunque hemos avanzado y saliendo de nuestro arresto domiciliario, todavía seguimos en el monotema y, pese a que se siga repitiendo que ya habrá ocasión de buscar responsabilidades, parece oportuno hacer algunas reflexiones.