www.horapunta.com

Champions League

Sin embargo, el espacio más visto del día es el fútbol. El partido de Champions League entre el Real Madrid y el Tottenham arrasa en Antena 3 con un 34,7% y más de 6 millones de espectadores, convirtiéndose en el espacio más visto de lo que llevamos de temporada.

Sin 'GH Revolution' como rival directo, 'MasterChef Celebrity 2' coge aire y crece hasta alcanzar un gran 24,4%. El partido de la Champions League entre Borussia Dortmund y Real Madrid se llevó el gato al agua al lograr casi seis millones de espectadores y un 35,2% en Antena 3. Por otra parte, Cuatro estrenaba 'La línea roja', el nuevo programa de Jesús Cintora, que llega a la parrilla con un aceptable 6,2%.

El Celtic no tuvo opción. "Una muy buena bienvenida a la competición", rezaba el técnico, Luis Enrique. Nos tenemos que trasladar a la temporada 2010-2011 para recordar una victoria azulgrana de semejantes características (7-1 al Bayer Leverkusen).

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha publicado una serie de recomendaciones para aquellos aficionados españoles que asistan a la final de la Champions League que disputan el Real Madrid y el Atléti en Italia.

  • 1

Nos paramos a reflexionar sobre los 259 días que Zinedine Zidane lleva como entrenador del Real Madrid: 33 partidos, 27 victorias, cuatro empates y dos derrotas. Estos resultados se traducen en una Champions League, una Supercopa de Europa, un récord de triunfos en Liga y un liderato que, aunque momentáneo, brilla en la tabla.

La Champions League, con el partido del Barcelona-Celtic Glasgow, reportó a Antena 3 un enorme 21,8% y 3.526.000. 'El hormiguero' arrastró a parte de la audiencia, con un 13,7% de share, a sólo una décima del estreno de 'Gran Hermano: límite 48 horas', que se impuso por la mínima. Por su parte, La 1 y laSexta estrenaron sus dos nuevas apuestas, aunque quedaron como tercera y cuarta opción de la noche, respectivamente.

Un doblete de Lionel Messi dio el triunfo al Barcelona en campo del Arsenal (2-0), en partido de ida de octavos de la Champions League, con lo que el argentino se resarció del maleficio que le perseguía ante Cech, al que tardó 544 minutos en marcar.