www.horapunta.com
Crisis en el Mar Menor: Ecologistas en Acción propone la creación de una franja renaturalizada
Ampliar

Crisis en el Mar Menor: Ecologistas en Acción propone la creación de una franja renaturalizada

lunes 13 de septiembre de 2021, 14:31h

Escucha la noticia

La organización ecologista ha presentado una propuesta de franja renaturalizada al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico tras un análisis de los usos del suelo en la zona perimetral y de diferentes aspectos legales y técnicos.
Ecologistas en Acción ha presentado al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico una propuesta de franja renaturalizada perimetral en el Mar Menor. Se trata de una franja de casi 15.000has, en torno al 12 % de la cuenca vertiente, donde se promovería la renaturalización, limitando la actividad agrícola y urbanística. El objetivo: contribuir a la resolución de la crisis eutrófica en la que se encuentra la laguna salada, que ha sido originada principalmente por los aportes de abonos agrícolas, que se ha hecho de nuevo palpable este verano con la mortandad masiva de peces y crustáceos en sus aguas.

Con esta medida se busca crear una zona libre de cultivos y de construcciones, en la que se recuperará la vegetación natural y sus funciones ecológicas. Por ejemplo, humedales en zonas inundables y matorral propio de la zona en otras áreas, para conseguir frenar de manera eficaz las entradas de abonos y sedimentos a la laguna, además de otros beneficios.

La organización ecologista considera que las medidas planteadas hasta ahora para limitar la entrada de fertilizantes agrícolas se ha centrado solo en los nitratos, en las aguas del acuífero y en la rambla del Albujón. Sin embargo, no han tenido en cuenta la necesidad de actuar frente a la contaminación difusa y las avenidas, que suponen la entrada principal de sedimentos y fosfatos.

En el análisis se ha estudiado la situación administrativa y los usos de los terrenos cercanos a la laguna salada, intentando conseguir una propuesta coherente y viable. Entre los criterios que se han seguido para delimitar la franja se ha observado la red natural de drenaje, las zonas de inundación, y las zonas de flujo preferente. Además, Ecologistas en Acción ha tenido en cuenta que la eutrofización de las aguas requieren de la entrada de nitrógeno y fósforo, y este último no entra a través de las aguas del acuífero (donde no está presente) sino principalmente a través de los sedimentos en las avenidas.

Una parte importante de la entrada de nutrientes se produce cuando las avenidas arrastran los contaminantes acumulados en la cuenca durante meses o años, y los humedales naturales son los únicos sistemas capaces de reducir los nutrientes arrastrados durante las avenidas. Ninguna obra civil puede superar la comparativa de un análisis de coste/eficacia.

Recuperar terreno con funciones de retención de sedimentos

Con esta franja renaturalizada perimetral, Ecologistas en Acción pretende recuperar terreno con funciones de retención de sedimentos y actividad desnitrificadora natural, que son muy eficaces, como se puede observar en la Marina del Carmolí.

Asimismo, la franja renaturalizada reducirá también los daños por inundaciones, al mejorar la gestión de las zonas inundables y retener una parte del agua y los sedimentos que ahora alcanzan tanto la laguna como las poblaciones del entorno del Mar Menor. Algo difícil de conseguir con obras de cemento.

Resulta además imprescindible que en las zonas ya urbanizadas se lleven a cabo medidas de corrección que ayuden a reducir daños por inundaciones y contaminación a la laguna.

Tal y como señala la organización ecologista, el origen del aumento de nutrientes en el Mar Menor no se encuentra solo en el uso intensivo de fertilizantes y agroquímicos de la industria agrícola, sino que también influyen las técnicas de cultivo. En este sentido, se ha abandonado el paisaje de secano, que tenía dos elementos importantes: los aterrazamientos y lindes con vegetación que favorecían la retención del agua de lluvia y evitaban la erosión; y los humedales en la zona final de las ramblas que actuaban de freno natural a los sedimentos y nutrientes.

En lugar de secano, el actual paisaje de inmensas fincas de decenas o cientos de hectáreas allanadas -diseñadas para evacuar el agua de lluvia con rapidez- ha propiciado el aumento de las escorrentías y su capacidad de erosionar y arrastrar tierras de cultivo cargadas de nitratos y fosfatos.

Por todo ello, para Ecologistas en Acción es muy importante recuperar en todo el Campo de Cartagena la estructura y funciones de la red natural de ramblas y zonas inundables, las medidas agroambientales de retención de suelo y nutrientes, y una franja renaturalizada final que evite la contaminación y la colmatación de la laguna, así como daños a la población.

Pedro Luengo, portavoz de Ecologistas en Acción de la Región Murciana: «La propuesta de franja renaturalizada se establecería en un área perimetral que supone entorno al 12 % de la cuenca vertiente, donde las limitaciones a la actividad agrícola y urbanística serían las más restrictivas, y en la que primaría la renaturalización y recuperación de funciones de retención de suelos y nutrientes. La propuesta identifica, además, unas 3.000ha de terreno no protegido y no urbanizado que pueden formar parte de un programa de adquisición pública para recuperar humedales».
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios