www.horapunta.com
Quemaduras solares: Síntomas, complicaciones y cómo evitarlas
Ampliar

Quemaduras solares: Síntomas, complicaciones y cómo evitarlas

Por Virginia González
martes 06 de julio de 2021, 12:53h

Escucha la noticia

En esta ocasión centramos el foco de atención en las quemaduras solares, es decir, el enrojecimiento de la piel después de una excesiva exposición al sol.

Muchas veces los síntomas no aparecen hasta que no pasan unas horas, e incluso puede tardar en aparecer 24 horas o más.

Los síntomas incluyen:

  • Piel roja, sensible y con calor al tacto
  • Las ampollas pueden aparecer en horas a días después
  • Alergias solares son reacciones más graves, incluyendo fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea
  • La piel se desprende en el área quemada por el sol varios días después de la quemadura
Los síntomas de la quemadura solar son temporales. Pero, el daño de la piel es permanente con efectos serios a largo plazo. Se presenta cuando el grado de exposición al sol o a una fuente de luz ultravioleta excede la capacidad de la melanina para proteger la piel. La melanina es la coloración (pigmento) que protege la piel. Una quemadura solar en una persona con piel muy clara puede ocurrir en menos de 15 minutos de exposición al sol del mediodía, mientras que una persona con piel oscura puede tolerar la misma exposición por horas.
  • La exposición al sol sin protección causa envejecimiento prematuro y cáncer de piel.
  • Pueden ser de primero y segundo grados.
  • El cáncer de piel aparece en la edad adulta generalmente. Es causado por la exposición al sol y quemaduras solares en edad temprana.
Factores que predisponen a las quemadura solar:
  • Los bebés y niños son muy sensibles a los efectos quemantes del sol.
  • Las personas de piel clara tienen mayor probabilidad de sufrir una quemadura solar. Pero incluso la piel oscura y negra se puede quemar y debe protegerse.
  • Los rayos del sol son más fuertes durante las horas de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Los rayos del sol también son más fuertes en las grandes altitudes y latitudes bajas (más cerca al ecuador). El reflejo del agua, la arena o la nieve puede intensificar los rayos solares que causan quemaduras.
  • Las lámparas de sol pueden causar una quemadura solar grave.
  • Algunos medicamentos (tales como el antibiótico doxiciclina) pueden hacer que usted sea más susceptible a las quemaduras solares.
  • Algunas afecciones pueden hacerlo más sensible al sol.

Recomendaciones ante una quemadura solar:

  • Baño o una ducha fría o coloque paños frios sobre la quemadura.
  • Si hay ampollas, los vendajes secos pueden ayudar a prevenir la infección.
  • Si la piel no presenta ampollas, se puede aplicar una crema para aliviar la molestia. NO use mantequilla, vaselina (Vaseline) ni otros productos a base de aceite. Estos pueden bloquear los poros de manera que el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede provocar una infección. NO toque ni arranque la capa superior de las ampollas.
  • Las cremas con vitamina C y E pueden ayudar a reducir el daño a las células de la piel.
  • Los medicamentos, como el paracetamol, ayudan a aliviar el dolor causado por la quemadura. NO les dé ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.
  • Las cremas de cortisona pueden ayudar a reducir la inflamación.
  • Se debe usar ropa holgada y de algodón.
  • Beba mucha agua
Como prevenir las quemaduras solares:
  • Utilice un protector solar con un factor adecuado a su piel (FPS) de 30 o superior. Protectores solares que protejan tanto de rayos UVB como de rayos UVA.
  • Aplique protector solar para cubrir la piel expuesta. Aplícarlo cada 2 horas o despues del baño, incluso en días nublados.
  • Protector labial que proteja del sol
  • Utilice sombrero y prendas que protejan. La ropa de colores claros es más eficiente para reflejar el sol.
  • No se exponga al sol entre las 10:00 a. m. y las 4:00 p. m.
  • Utilice gafas de sol con protección de rayos UV.
Si presenta fiebre, insolación, deshidratación u otra reacción acuda a un centro médico:
  • Si presenta mareo
  • Pulso rápido o respiración acelerada
  • Sed extrema, ojos hundidos
  • Piel pálida, sudorosa o fría
  • Náuseas, fiebre, escalofrío o erupción cutánea
  • Ojos que duelen y son sensibles a la luz
  • Ampollas dolorosas e intensas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios