www.horapunta.com
El tabaquismo en datos
Ampliar

El tabaquismo en datos

lunes 01 de junio de 2020, 19:10h

Escucha la noticia

Más allá de la extraordinaria afectación que el COVID19 está teniendo sobre el día a día en las consultas de los médicos de familia, la realidad es que la prevalencia del tabaquismo y sus consecuencias para el Sistema Nacional de Salud son devastadoras…

Cada año el tabaco mata directa o indirectamente a unas 52.000 personas en España y a 8 millones en el mundo, cifras muy superiores a las de otras enfermedades que nos ocupan, incluida la pandemia por COVID-19.

“Y mientras para esta pandemia no disponemos aún de tratamientos de eficacia contrastada, para la dependencia al tabaco disponemos de la combinación terapia conductual + fármacos de primera línea, que multiplica por 10 las probabilidades de abandono respecto a los intentos que el fumador realiza sin ayuda profesional”, señala Emilio Salguero, coordinador de la Semana Sin Humo.

Por su parte, el presidente de la semFYC apunta, alrededor de la cifra de 52.000 fallecidos que “los médicos de familia nos tenemos que mentalizar que cada año perderemos a dos pacientes por culpa del tabaco”, señala Salvador Tranche. El presidente de la semFYC añade que “el personal médicos y de enfermería de los Centros de Salud estamos en la mejor situación para realizar una intervención breve sobre el consumo de tabaco y para ofrecer tratamiento a todos aquellos que están dispuestos a dejar de fumar y no pueden lograrlo con sus propias fuerzas, pues el 70% de los fumadores pasan por nuestras consultas cada año, el 95% al cabo de tres años, y gozamos de conocimientos, medios y el prestigio de nuestros pacientes”.

Por su parte, el responsable de la Semana Sin Humo 2020, Emilio Salguero, aprovecha esta celebración para enviar un mensaje a las personas que fuman “para que hagan (otro) intento de abandono”; y a los profesionales sanitarios, “para que prioricen en base a la evidencia, colocando en primer lugar aquellas actividades que han mostrado resultar más coste-efectivas, como la ayuda a los fumadores con el objetivo de lograr el cese del consumo”. Además el GAT-semFYC insiste en que, a pesar de la reorganización de las consultas a causa de la COVID19, “todo paciente que desee abandonar el tabaco contará con la ayuda necesaria para dejar de fumar por parte de los sanitarios de su centro de salud aunque no sea presencial”.

Según indica Salguero, “llevamos décadas recogiendo evidencias de que el tratamiento (“intensivo”) del tabaquismo, a través de abordaje conductual + fármacos de primera línea (cuando son necesarios) posee una relación más favorable, tanto en beneficio-riesgo como en coste-efectividad, que buena parte de las actividades que rutinariamente realizamos, cada día, en los centros de salud”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios