www.horapunta.com

Joaquín Abad

24/05/2018@09:00:00
El veterano periodista ha regresado a su ciudad natal para presentar su polémico libro, ‘Descubriendo a Juan Asensio’. Un grito a un pasado muy presente en el imaginario almeriense que narra la época más negra de la ciudad bajo el imperio del mafioso.

Estamos tontos. Sí, somos tontos del bote. Y somos tontos todos los días porque entusiasmados con todo lo que nos ofrecen, gratis, Google, Facebook, Whatsapp, y otros muchos, se han creado unas bases de datos donde la privacidad se ha ido al carajo.

El veterano periodista echa la vista atrás para centrar el foco de atención de su primer libro, “Descubriendo a Carrillo”, en la figura del que fuera uno de los personajes clave de la Transición y de la política española en general de la segunda mitad del siglo XX.

Ha tenido que ser precisamente el comunista Paco Frutos quien haya señalado la contradicción de que las izquierdas catalanas estén poniendo la cara para que la burguesía del tres por ciento se convierta en estado independiente.

Los que no pretendían gobernar, sino montar el circo en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, como siempre lo han hecho, los pasados martes 13 y miércoles 14 de junio, nos han dejado un mal sabor de boca.



  • ‘El Caso’ vuelve a los quioscos destapando una desaparición, desvelando nuevos datos sobre el asesino que conmocionó a toda una región y poniendo en jaque el negocio del hambre o de los cobradores más impolutos y vapuleados.
  • Junto a la revista, un ejemplar histórico propio de coleccionistas: Con Sara Montiel en portada envuelta en un crimen y una intensa conversación con la mismísima Lola Flores

¿Desaparecidos de segunda? Es lo que se pregunta el equipo del decano de la crónica negra en su regreso a los quioscos. ‘El Caso’ no deja títere con cabeza y destapa “el negocio del hambre”, así como una desaparición que mantiene en vilo a toda una familia: una joven que podría haber sido captada y obligada a mendigar. Además, declaraciones en exclusiva sobre los crímenes que intentó ocultar uno de los asesinos más sanguinarios de las últimas décadas.

Veinte años después, el semanario de sucesos 'El Caso' vuelve a los quioscos de toda España con una tirada de más de 100.000 ejemplares.

Recuerdo que Xabier Arzalluz, siendo el máximo responsable del PNV, minimizaba los actos vandálicos de la Kale Borroka llamándoles “los chicos de la gasolina”. Vamos, que los muchachos sólo quemaban cajeros automáticos y autobuses. Pobrecitos, sólo se trataba de una travesura.

Los que se resisten a secundar la locura nazionalista catalana, con “Z” de “nazis”, lo están pasando mal. Los jóvenes cachorros de Arran, rama juvenil de la CUP, imitando la kale borroka vasca, no paran de ejercitar la violencia contra las organizaciones, empresas y políticos que no se manifiestan a favor de la república.

El recientemente fallecido ex presidente de Caja Madrid, suicidado o asesinado, según se lo crean los ingenuos lectores, fue durante años un personaje siniestro ocupado sólo a enriquecerse a costa de una entidad de ahorro que fue modélica.

Jordi Pujol, el ex honorable, ya advirtió en sede parlamentaria que podían empezar a caer cerezas del árbol y a todos les podría afectar… Y han pasado cinco años desde que declaró que ocultaba una fortuna de procedencia ilegal. Porque aunque el origen fuera herencia de su padre Florenci, el dinero ya estaba manchado de ocultación e ilegalidad.

Esta semana en los quioscos...

Hemos probado…

Reúne datos de más de 1.250 medios de comunicación, alrededor de 1.500 profesionales y casi 300 empresas editoras.