www.horapunta.com

Cocaína

La droga estaba escondida entre las 1.080 cajas de plátanos que contenía el contendor que procedía de una empresa colombiana y que había sido cargado en el puerto de Turbo (Colombia).

La Guardia Civil ha detenido a dos hermanos por presuntamente traficar y vender cocaína en Las Navas del Marqués (Ávila) y les ha intervenido 24 gramos de cocaína compacta, con lo que se considera desarticulado "un importante punto de tráfico y venta"

La droga se hallaba en cinco bolsas de deporte de gran tamaño alojados en un conducto de ventilación de los motores auxiliares. Hicieron falta horas de actividad de buzos de la Agencia Tributaria para hallar el lugar exacto donde se había ocultado la droga.

La efectividad policial española está obligando a los capos de la droga salvar la "barrera" española abriendo nuevas rutas en Europa por Bélgica y Holanda. El Ministerio del Interior ha detectado nuevo modus operandi de los narcotraficantes para introducir la droga a través de geolocalizadores. Zoido destaca que se ha incautado un 115,2% más de cocaína, un 88,46 más de heroína y un 55,77 de marihuana, y se han destruido 477 toneladas de droga, un récord histórico.

La operación ha sido muy similar a la del pasado día 13 que se saldaba a su vez con otros 520 kg. de cocaína aprehendidos. Siguiendo idéntico modus operandi, la droga iba cargada en la modalidad de ‘gancho perdido’ en contenedores a bordo de otro buque procedente de EE.UU. El estupefaciente estaba oculto en dos contenedores cargados en un mismo buque, uno de los mayores alijos interceptados hasta la fecha en el puerto de Valencia.

La droga, procedente de Brasil, era introducida en Málaga portada por “mulas”. En la operación se ha detenido a 8 personas de distintas nacionalidades y se han incautado más de 23 kilos de cocaína.

Gracias a la coordinación internacional se averiguó que la sustancia ilegal se encontraba entre un cargamento de ocho recipientes que contenían paneles de pladur como carga legal. El administrador de la empresa destinataria ha sido arrestado como responsable de realizar todas las gestiones para la recepción de la droga.

Han sido detenidos 12 integrantes de las dos organizaciones y se han practicado 7 registros domiciliarios en Barcelona y Tarragona interviniéndose 106 kilogramos de cocaína, 1 kilo de sustancia de corte y 19. 000 euros en efectivo.

En los seis registros efectuados se han intervenido además del estupefaciente - 2100 plantas y casi cuatro kilos de cogollos de marihuana, 1,2 kilos de cocaína y 24 gramos de speed-, numerosas armas (escopetas, armas cortas, defensas extensibles y puños americanos), vehículos, una moto de agua y 53.000 euros en efectivo.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha revelado que la eficacia policial ha permitido incrementar en un 300% las incautaciones de cocaína y en un 45% las de hachís en la comarca del Campo de Gibraltar, lo que supone, con cifras todavía provisionales de 2017, un nuevo récord de aprehensiones que demuestran el gran trabajo conjunto que están realizando la Policía Nacional y la Guardia Civil.

La Policía Nacional ha detenido en Málaga al considerado como mayor traficante de cocaína del norte del continente africano, un marroquí de 72 años que había creado un grupo empresarial en varios países de África Occidental en colaboración con empresarios españoles.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, anunció en Valencia el tercer gran golpe contra el narcotráfico en tan solo 15 días tras la incautación en Valencia de 520 kilos de cocaína.

La investigación llevada a cabo, gracias a la colaboración ciudadana, se centró en un vecino de esta localidad que suministraba cocaína a varias localidades de la zona como Arenas de San Pedro, La Adrada, La Parra, Lanzahíta, Pedro Bernardo, Guisando y Serranillos.

Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, junto con funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, han abordado en altamar una embarcación que transportaba 3.800 kilogramos de cocaína desde Colombia a España.

La droga ha sido incautada por la Policía de Ecuador en un buque que navegaba en aguas de su jurisdicción y planeaba cruzar el Canal de Panamá, lo que supone un novedoso modus operandi de los narcotraficantes para este tipo de envíos transatlánticos.