www.horapunta.com

Hachís

La Guardia Civil de Ávila detuvo a una pareja, que llevaba a un menor tres meses para pasar desapercibida, como presunta autora de un delito contra la salud pública al portar 15 kilos de hachís.

Los narcotraficantes arrojaron la droga al mar en su huida para poder ganar más velocidad y zafarse de las patrulleras de la Guardia Civil. La persecución culminó en la bocana del puerto de Tánger Med, tras verificar el helicóptero del Cuerpo que la embarcación no transportaba más fardos.

La rápida actuación de la Guardia Civil ha permitido detener a tres personas e incautar el alijo de la droga, dos vehículos y dos embarcaciones. El operativo ha sido realizado en dos servicios coordinado por las Comandancias de Cádiz Sevilla y Huelva, así como con los efectivos del Grupo de Acción Rápida y la Unidad Aérea de la Guardia Civil.

Los agentes observaron un todoterreno en la playa que huyó ante la presencia policial, iniciándose una persecución hasta ser detectado en el interior de una finca utilizada como guardería para vehículos que se dedican al transporte de sustancias estupefacientes. En el local fueron sorprendidas tres personas encapuchadas que emprendieron la huida a la carrera por los tejados de las naves colindantes, logrando interceptar y detener a uno de ellos a pesar de oponer una fuerte resistencia.

En el marco del operativo desplegado la semana pasada en el que fueron decomisadas otras cuatro toneladas de este estupefaciente. La droga fue localizada en una nave industrial utilizada como “guardería” desde donde era distribuida a otros puntos del país.

La droga la introducían directamente desde las plantaciones de hachís en Marruecos hasta las costas occidentales de la provincia de Málaga. En la operación se ha procedido a la detención de 16 personas y se han desarticulado 5 puntos de venta y distribución de droga en la localidad de Nerja.

El abordaje del pesquero se realizó por el patrullero ‘Gerifalte’ en condiciones meteorológicas muy adversas, con olas de hasta 5 metros y fuertes vientos. Detenidos los trece tripulantes de la embarcación, todos de nacionalidad marroquí.

La infraestructura localizada, formada por dos antenas, les permitía conocer la localización de las patrulleras policiales o de los helicópteros de vigilancia y así informar en tiempo real a las embarcaciones cargadas de hachís que pretendían alijar en las playas gaditanas.

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha interceptado una embarcación recreativa, a la altura de la Caleta de Vélez-Málaga, en la que se ocultaban más de 800 kilos de hachís. Hay 5 detenidos a los que se les acusa de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Entre los 26 detenidos hay dos antiguos miembros de los Pink Panthers buscados internacionalmente. El grupo criminal contaba con cinco plantaciones de marihuana en Cataluña donde trabajaban "temporeros" traídos expresamente desde Serbia para el cultivo, recolección y envasado del estupefaciente.

Utilizaban una empresa náutica de Puerto Real (Cádiz) donde se fabricaban las embarcaciones que luego se trasladaban a Marruecos a cargar la droga. Se ha detenido a 17 personas y cursado tres órdenes de arresto internacionales, y se han intervenido cinco embarcaciones, catorce vehículos, trece motores fuera borda, 60.000€ en efectivo y ocho armas de fuego, entre ellas una pistola calibre 9mm parabellum municionada y lista para ser utilizada.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha revelado que la eficacia policial ha permitido incrementar en un 300% las incautaciones de cocaína y en un 45% las de hachís en la comarca del Campo de Gibraltar, lo que supone, con cifras todavía provisionales de 2017, un nuevo récord de aprehensiones que demuestran el gran trabajo conjunto que están realizando la Policía Nacional y la Guardia Civil.

La droga se hallaba repartida en 83 fardos de arpillera, cargados en dos de los vehículos todoterreno y en el garaje de una finca. En el registro se han intervenido siete vehículos todoterreno, todos ellos previamente denunciados como robados.

La efectividad policial española está obligando a los capos de la droga salvar la "barrera" española abriendo nuevas rutas en Europa por Bélgica y Holanda. El Ministerio del Interior ha detectado nuevo modus operandi de los narcotraficantes para introducir la droga a través de geolocalizadores. Zoido destaca que se ha incautado un 115,2% más de cocaína, un 88,46 más de heroína y un 55,77 de marihuana, y se han destruido 477 toneladas de droga, un récord histórico.

El vuelco es una práctica delictiva que consiste en arrebatar violentamente el objeto de la compra venta, ya sea el dinero o la mercancía en función de quién cometa el robo. En esta ocasión se han Intervenido más de 240 kg de hachís y han sido detenidas ocho personas, seis de ellas cuando regresaban de Algeciras donde presumiblemente habían cometido uno de sus robos y los dos restantes en la capital madrileña.