www.horapunta.com

Ciudad de México

Alan y Héctor contaban con 12 y 14 años, respectivamente. La última vez que fueron vistos fue el pasado martes 27 y se dedicaban a vender comida por las calles. El presunto asesino fue sorprendido con los restos descuartizados de los niños en bolsas negras dentro de una carretilla.

Dos días después de su secuestro, María Villar Galaz fue hallada sin vida en un riachuelo, atada de pies y manos, y con una bolsa en la cabeza que tal y como se ha derivado de la investigación en curso, le causó la muerte por asfixia.
  • 1