cabecera
Hemeroteca :: Edición del 01/04/2012 | Salir de la hemeroteca
9/226

Crítica de cine

La fría luz del día o como empeorar Misión Imposible II

Última actualización 08/04/2012@01:37:31 GMT+1

Cuando los americanos vienen a rodar a España, casi nunca salen las cosas bien (exceptuando a Sergio Leone), y esta película es, empíricamente hablando, la prueba definitiva.

Director: Mabrouk El Mechri

Fotografía: Remi Adefarasin

Guión: Scott Wiper, John Petro, Richard Price

Reparto: Henry Cavill, Bruce Willis, Sigourney Weaver, Verónica Echegui, Óscar Jaenada

Valoración: ** (2’5 sobre 5)

Si juntáramos El Caso Bourne, junto con Bienvenido Mr. Marshall y Yo soy la Juani, tendríamos como resultado la película de la que estoy hablando. Con un reparto cargado de actores experimentados como Bruce Willis (Pulp Fiction) o Sigourney Weaver (Alien), junto con actores novatos que cuentan con sus primeras oportunidades como Henry Cavill (Inmortals) o la española Verónica Echegui (Yo soy la Juani), la película es una sucesión de clichés despectivos, tanto para los españoles, presentando a la policía como un atajo de inútiles o juntando geográficamente Ciudad Universitaria con la Plaza Mayor, como para el género de películas de acción con el típico héroe americano que se niega a ir a un hospital aún con tropecientas costillas rotas (eso sólo es creíble con Bruce Willis).

El guión intenta ser un amago de acción-intriga seria, al estilo de Misión Imposible, pero al igual que muchas películas que intentan mear fuera del tiesto, fracasa estrepitosamente.

El argumento es el siguiente: Un joven (Henry Cavill) cuya familia es secuestrada durante unas vacaciones en España, dispone solamente de unas horas para resolver el problema. Antes tendrá que desentrañar un oscuro secreto de su padre (Bruce Willis). Al mismo tiempo que intenta rescatar a los suyos, descubrirá una conspiración del gobierno personificado en la despiadada Sigourney Weaver. 

La fotografía nos deja unas estupendas vistas de la Riviera levantina española (también hay que decir que hasta un niño conseguiría buenos planos con semejantes vistas), y una iluminación un poco vaga en exteriores de noche. El montaje sí es algo que merece la pena, sobre todo en las persecuciones por las calles madrileñas, ya que después de ver la destrucción a la que se ha sometido Madrid en esta película, me sorprende no haberme enterado de que se habían cargado a media capital.

Los actores hacen lo que pueden con el grado de seriedad que les ha proporcionado el guión. Cavill no lo hace mal, pero al final su personaje resulta monocorde, al igual que Sigourney Weaver, que se limita a hacer de mala. Bruce Willis está en su línea de sargento militar, y Verónica Echegui cumple en su primera incursión hollywoodiense, al igual que Óscar Jaenada, cuyo personaje es un calco del de la serie de Telecinco “Piratas”.

En definitiva, puede que peque de sensiblero, pero voy a poner un 2,5 a la película por el mero hecho de que sale Bruce Willis, porque las persecuciones resultan creíbles y porque, no lo neguemos, todavía se nos cae la baba cuando viene Mr. Marshall.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (1)   No(0)
9/226
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Hora Punta
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.