www.horapunta.com

Gibrán Portela

La última película de Escalante vuelve a poner en evidencia cómo el espíritu transgresor —cada vez más difícil de encontrar en las cinematografías de otras latitudes— late con fuerza en el cine latinoamericano en general y en las obras de este mexicano en particular. Sin abandonar una cierta tendencia al realismo social más crudo, La región salvaje coquetea de forma fascinante e inesperada con lo fantástico.

Güeros narra el encuentro entre Sombra y su hermano menor, Tomás, quien lo visita en la Ciudad de México tras algunos sucesos desafortunados en casa de su madre. La llegada del joven Tomás imprime energía a la monótona vida de Sombra y su amigo Santos, la cual parece estar en pausa tras la huelga de la UNAM.
  • 1