Comprender el mundo (VIII): El liderazgo