www.horapunta.com
    25 de junio de 2019

ACTUALIDAD > OPINIÓN

Estamos tontos. Sí, somos tontos del bote. Y somos tontos todos los días porque entusiasmados con todo lo que nos ofrecen, gratis, Google, Facebook, Whatsapp, y otros muchos, se han creado unas bases de datos donde la privacidad se ha ido al carajo.
Crease o no, existe el poder “blando”, que influencia a las personas sin ser coactivo, en oposición al “duro”, como en los Estados modernos, que impone sus “leyes” policialmente.
Francamente tristes las intervenciones que nos regalaron nuestros políticos, tanto en el Pleno sobre pensiones como en el debate sobre la prisión permanente revisable. La imagen que están proyectando con situaciones como las comentadas dice muy poco en su favor.
Netanyahu, los errores políticos se pagan, hasta hoy respeto y miedo, a partir a de ahora ni lo uno ni lo... otro.
Recuerdo que Xabier Arzalluz, siendo el máximo responsable del PNV, minimizaba los actos vandálicos de la Kale Borroka llamándoles “los chicos de la gasolina”. Vamos, que los muchachos sólo quemaban cajeros automáticos y autobuses. Pobrecitos, sólo se trataba de una travesura.
Mire Don Mariano, la ciudadanía, o gran parte de ella, se encuentra muy descontenta con su forma de actuar. Muchos de sus dirigentes, comenzando por usted mismo, lo único que comunican es pesimismo e indolencia.
La gran enseñanza que los cursos de mediación nos proporcionaron acerca del estudio de los conflictos, es que estos siempre traen consigo el Conocimiento.
No soy adicto a los ídolos. Porque olvidan que todos cometemos errores serios. Pero sobre todo porque hay millones de héroes anónimos, que luchan diariamente, y no me parece bueno ensalzar a los famosos olvidando a tantos que se esfuerzan hasta el infinito en la soledad. Pero, en fin, hay historias que dan pie a buenos escritos, como la de Martin Luther King.
Para no cansar con la nueva forma de escritura que pido que se use a partir de ahora, explicaré el artículo general en el viejo castellano –el aún vigente- e intercalaré pequeñas frases redactadas en el “nuebo kasteyano eskrito” para que los lectores se vayan familiarizando con la nueva forma de escribir, de esa forma se entenderá en la práctica lo que quiero decir.
Dos principios están claros en cuanto a las sociedades. Uno, que los seres humanos son conservadores porque las personas temen a los cambios. El segundo es que los medios masivos, sobre todo la TV, tienen gran influencia sobre la opinión pública al punto que, a la gente en general, no le interesa la verdad sino lo que diga la TV: tiene “razón” quién más tiempo aparece en la pantalla.
0,5390625