www.horapunta.com
El estado del estado (107): La verdad (XXXII)
Ampliar

El estado del estado (107): La verdad (XXXII)

sábado 05 de junio de 2021, 09:30h

Escucha la noticia

Yony nos propone, que si ya nos sentimos medianamente en marcha, y con cierto grado de competencia, que intentemos analizar, alejando el Zoom, todo el funcionamiento general de un individuo cualquiera, en una cultura de nuestra elección, en cualquier tiempo histórico y en uno al azar o en todos los posibles lugares geográficos.

Haciendo un análisis científico que nos dé un buen diagnóstico y nos permita una previsión fiable de cómo se comportará todo el organigrama, tanto el individuo, los sub-grupos a los que pertenece, el grupo general y la interacción con los demás grupos ante supuestos concretos. Vamos a ello.

Podemos usar varios ejemplos pero uno acertado, para los que saben un poco de mecánica, nos puede valer el funcionamiento de un coche: Hemos de ver todos y cada uno de los elementos, todos han de funcionar bien, comenzando por los simples neumáticos, que han de estar en buen estado, también el motor, la trasmisión, la suspensión, la caja de cambios… Y, a su vez, ver toda la coordinación general del coche.

Quizá se debe resaltar primero que todo el juego de la vida consiste en que las actuaciones son única y exclusivamente individuales, en el cerebro de cada una de las personas se produce la evaluación de su realidad y la consiguiente toma de decisiones que formarán su conducta de cara al exterior. Luego ese ciudadano está sometido –consciente o inconscientemente- a la influencia de la familia, a los clubes o empresas a las que pertenezca y al esquema cultural. El GSO en el que está inmerso adoptará las decisiones de grupo por medio de las autoridades y estos grupos entrarán en constante competencia y colisión. Y todo ello en una dinámica constante donde no hay ni un simple tiempo muerto… ¡Nunca se para la maquinaria! Ese, ¿estaremos de acuerdo? es el juego de la vida.

E igual que un coche depende de cada uno de los componentes, que no falle, porque el coche no funciona, a su vez depende de la conjunción de todos ellos y de una armonización que no depende de cada uno. Lo mismo sucede con un ciudadano, su familia, su empresa, sus asociaciones, su municipio….

Y así tenemos: Una persona nace en un lugar concreto, le enseñan un idioma, unas creencias, participa y practica unas costumbres, pertenece a una familia, con una raza concreta, unas características físicas, un género. Recibe una u otra educación, le imparten una u otra formación. Su cultura dispone de unas u otras creencias, tradiciones, costumbres o leyes. Los conflictos en los que nace, tanto internos de esa comunidad, como externos contra otras culturas o naciones, se han gestado a lo largo de decenas o centenares de años y el individuo nace en ellos y con ellos. Esos grupos sociales organizados (GSO) están confrontado unos desarrollos, unos retrocesos o estancamientos. Y tienen los enfrentamientos contra el exterior que llevan arrastrando.

Las creencias y visiones del mundo (Una concepción del mundo) que esa persona tiene son las que por el adoctrinamiento han introducido en su mente. Esta ha sido impresa como un libro o un disco, siempre tendrá esas letras o sonará esa música. Cree que son las únicas correctas, las seguirá defendiendo sin contrastarlas, si lo hace será más o menos tildado de rebelde, y un inadaptado…

Los sub-grupos seguirán con sus tradiciones, un nuevo presidente del club de futbol querrá modernizarlo, una parte importante de la afición y la directiva se niega. En todos los temas de los GSO los acomodados, y generalmente los viejos, querrán que nada cambie, los pobres y jóvenes solo pedirán cambios.

Los viejos políticos hablarán de tradición y orden, solo quieren que se mantenga todo como está y gozar de lo conseguido, ellos y las clases sociales o grupos a los que representan y que son los que les han puesto ahí, les pedirán que todo continúe igual. Los nuevos que aún no gozan del poder o tradición en el mismo, casi siempre representado a los desheredados y menos acomodados, propondrán cambios. Nuevas ideas y creación de mundos nuevos y mejores, con cierta carga de utopía….

Los viejos imperios y estados pedirán reglas diplomáticas, orden y estabilidad. Las nuevas naciones querrán mundos futuros, cambios, ordenes internacionales con nuevas reglas….

Y como dijo Calderón… Y en el mundo, en conclusión,/ todos sueñan lo que son,/ aunque ninguno lo entiende.

El funcionamiento es dinámico, constante, con conflictos tanto larvados como manifiestos entre el ciudadano y sus sub-grupos, entre estos y el estado, entre estados internacionales, entre bloques culturales, políticos o militares de estados en función a sus culturas respectivas…

Esa es la vida, y nosotros debemos trabajar con ahínco para entender todo lo más que podamos, elemento por elemento, sug-grupo a sub-grupo, grupo a grupo…y la lucha internacional entre estos…

Y poder explicarlo técnica y científicamente…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios