www.horapunta.com
Coronavirus, la otra mirada: Divorcios, separaciones y... muchos hijos
Ampliar

Coronavirus, la otra mirada: Divorcios, separaciones y... muchos hijos

Por Israel Rabinowicz
lunes 13 de abril de 2020, 22:19h

Escucha la noticia

Lo único que debo agradecerle a la psicología es que a través de ella conocí a mi esposa, de ello hace casi 47 años tras una fuerte discusión sobre la profesión hizo que luego fuera a buscarla para disculparme, una clara demostración de que nada es categórico, en mi personal caso soy un eterno agradecido a la psicología porque a través de ése fuerte enfrentamiento teórico me permitió conocerla.

Además hijos y nietos son portadores de sus genes, a ella se parecen, soy un agradecido de por vida.

Millones de columnas se escribieron sobre el Coronavirus, algunas llevan las firmas más prestigiosas tanto en lo periodístico como en lo profesional, la coincidencia entre todas es que, en concreto, nadie nada sabe, a todos encontró con el pie cambiado aunque luego, muchos, intenten demostrar lo contrario.

Todos corren tratando de ganarle tiempo al tiempo, en todo el mundo una carrera contra reloj intentando encontrar una vacuna, algo que pueda explicarse como si lo fuera, no interesa si categóricamente lo sea, detrás una ilimitada cantidad de dinero espera, todos los gobiernos abrieron generosamente sus presupuestos, de ellos, los más, se aprovecharán.

Esta es una crisis mundial en donde cada país se comporta en forma diferente, dentro de sus posibilidades intentan encontrar su propio camino, es una carrera en la que Israel, conflictos bélicos de por medio, acumuló experiencia que le otorga ciertas ventajas, aquí los mejores profesionales a nivel mundial, Premios Nobeles, las mejores mentes teóricas, nadie se anima o quiere poner una firma, el temor a quedar pegado dentro de las discusiones y guerras políticas impide avances.

La Guerra del Golfo con los ataques de Saddam Hussein sobre Israel son un fresco recuerdo, de allí podemos realizar deducciones sobre el comportamiento humano, nada se modificará, nada cambiará, simplemente las consecuencias se multiplicarán.

Convivir bajo un mismo techo las 24 horas del día, tensiones, rivalidades y malestar que hasta dicho momento no aparecían, no brotaban, la separación laboral durante gran parte del tiempo hacía lo suyo, de repente todas las diferencia salen a la luz. Las dudas y la incomodidad ingresan sin solicitar autorización, las emociones incontroladas surgen sin solicitar permiso, el desafío de una convivencia 24 / 7 es algo nuevo a lo que no están acostumbrados, hasta ahora la ficción le ganaba a la realidad, de repente todo cambió.

Los seres humanos al natural.

Es un tema mundial, Israel no dispone de la exclusividad, no hay duda que desde setiembre en adelante habrá una explosión de nacimientos, los hospitales se preparan para ello, en paralelo una explosión de separaciones y divorcios que superarán cualquier número, cualquier estadística previa.

Los tiempos cambian, ahora todo es rápido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios