www.horapunta.com
Negros

Negros

jueves 16 de octubre de 2014, 13:07h

Escucha la noticia

Se lo leí ayer, o antes de ayer, a Luis María Ansón en su artículo de El Imparcial. Durante años, muchos años, los europeos hemos capturado a negros africanos y los hemos esclavizado en América.

En el Sáhara español, allá por el setenta y tantos, comprobé como algunos de nuestros militares y civiles altos cargos de El Aiún tenían esclavos negros para su servicio. Incluso el director de RNE en la plaza lo utilizaba como efebo... Una vergüenza. En Tindouf, territorio argelino frontera con el Sáhara español, se celebran cada varios años una feria o encuentro entre comerciantes argelinos, mauritanos, marroquíes y saharauis. En dicha feria, a plena luz del día, y con gran afluencia de público, tenías venta de camellos, de mujeres y de esclavos, negros, muy negros, por supuesto... En pleno siglo XX, oiga. Y no me extraña que esas prácticas sigan existiendo en el norte del continente africano. Por lo que he visto, incluso en Marruecos y Mauritania, primero comen los hombres. De lo que sobra comen las mujeres y los niños y el resto es para alimentar a los esclavos.

Parece que los europeos, sumidos en el estado del bienestar, miramos para otro lado cuando de africanos, de negros, se trata. Les levantamos vallas, alambradas, para que no se beneficien gratis de nuestra sanidad pública y gratuita, de nuestras subvenciones, ayudas...

Tenemos mala conciencia y no hacemos nada para detener el negocio de los diamantes de sangre, que se venden en Amsterdam como legales después de haberlos comprado a tiranos esclavistas sin escrúpulos que utilizan niños para sus minas.
Africa era interesante cuando la teníamos colonizada. Cuando utilizábamos su mano de obra esclava para prosperar en Europa, en América. Para vivir como reyes mientras nos servían los negros a cambio de un poco de comida... Algunos países de negros se revelaron y, como siempre, pues los abandonamos a su suerte, que es la de ser esclavo del dictadorzuelo de turno.

Muchos huyen y caen en manos de mafias que les prometen llevarles a la tierra prometida donde tienen médico y medicinas gratis, comida en centros de acogida y trabajo remunerado. En Europa, los que logran llegar en patera o saltar la valla se encuentran, de nuevo, en manos de otras mafias que prostituyen sus mujeres y crean una red de venta de artículos falsificados en calles, mercadillos, por un trozo de pan y un lugar donde dormir. Como siempre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios