23 de octubre de 2021, 0:29:39
TECNO PUNTA


La UE no logra frenar las emisiones de las plantas más tóxicas

Por Hora Punta

Cuatro años de contaminación innecesaria: los gobiernos de la UE no logran frenar las emisiones de las plantas más tóxicas. La mayoría de las plantas de lignito en la UE han esperado hasta el último minuto para implementar tecnologías de control de la contaminación que ya estaban disponibles y eran económicamente viables hace 4 años, dejando una factura enorme para la salud y los bolsillos de las personas.


Ecologistas en Acción recuerda que el 17 de agosto de 2021 era la fecha límite para que los estados miembros de la UE cumplan con los límites de contaminación de la UE para grandes instalaciones de combustión, el llamado Documento de Conclusiones de Mejores Técnicas Disponibles para Grandes Instalaciones de Combustión DCMTD GIC LCP BREF. Los países tenían cuatro años para alinear la industria nacional con las normas que acordaron en 2017, sobre la base de las mejores técnicas actualmente disponibles para prevenir la contaminación (MTD). Sin embargo, a un día de la fecha límite, los países aún están lejos de lograr lo que exige la Directiva sobre Emisiones Industriales.

El DCMTD para GIC prevé rangos de emisión para los peores contaminantes, incluidos NOx, SO2, partículas y mercurio, que deben reflejarse en los límites del permiso. Mientras que los niveles más bajos y menos peligrosos han sido considerados económica y técnicamente viables por la industria hace más de 4 años, la investigación de la Oficina Europea de Medio Ambiente (EEB), de la que Ecologistas en Acción es miembro, muestra que las autoridades y operadores que otorgan los permisos, la mayoría de las veces, han optado por los niveles más altos legalmente permitidos, liberando en la atmósfera, aguas y suelo toneladas de contaminantes nocivos que podrían haberse evitado.

En muchos países, las autoridades y los operadores de las centrales de lignito también han esperado hasta el último minuto para hacer cumplir los estándares de contaminación incluidos en el DCMTD GIC dejando a los ciudadanos con 4 años de contaminación innecesaria en el camino.

En algunos casos, las autoridades públicas complacientes aún no han actualizado los permisos, lo que permite que las plantas emitan más allá de los límites de contaminación de la UE, y han otorgado sistemáticamente excepciones para permitir que las instalaciones emitan más de lo permitido. Las excepciones están previstas en la Directiva sobre Emisiones Industriales como excepciones, pero en muchos países se han convertido en la norma.

Al mismo tiempo, la mayoría de los países no revelan información crucial sobre el desempeño ambiental real de las Grandes Instalaciones de Combustión, mientras que muchos ni siquiera cumplen con los requisitos mínimos de transparencia y están incumpliendo los plazos de presentación de informes.

Las GIC que queman combustibles sólidos, en particular lignito y hulla/antracita no solo son los peores infractores climáticos, sino que también son la mayor fuente de emisiones de SO2 y mercurio en Europa, y una de las principales fuentes de NOx y otros metales pesados. Los impactos en la salud de los las GIC que usan carbón se estiman en más de 16.150 muertes prematuras, alrededor de 7.600 casos adicionales de bronquitis crónica y más de 4,8 millones de días laborales perdidos cada año en la UE y los Balcanes Occidentales.

Los costes para la salud pública de los cuatro años de contaminación evitable desde el acuerdo sobre el DCMTD GIC se estiman en la tabla siguiente.

País

Costos de salud innecesarios

Alemania

12,4 mil millones €

Polonia

10,8 mil millones € (solo 11 plantas)

República Checa

8.200 millones de €

Rumanía

4,3 mil millones €

Bulgaria

3.9 mil millones €

Grecia

1,7 mil millones €

Eslovenia

500 millones de €

Eslovaquia

0,4 mil millones €

¿A qué llamamos?

  • Cumplir o cerrar. Los operadores de grandes plantas de combustión ahora deben implementar de inmediato los niveles más estrictos de las normas de control de la contaminación del aire, o cerrar. Las autoridades públicas que otorgan permisos deben dejar de acordar excepciones «a demanda» y utilizar su poder para hacer cumplir los límites DCMTD más ambiciosos y proteger la salud pública.
  • Subir el listón. La Comisión Europea debería aplicar el nivel más estricto de las normas actuales, al mismo tiempo que aumenta la ambición de salvaguardar la salud pública y el medio ambiente. Esperamos que esto suceda a través de las Conclusiones sobre MTD a revisar antes de enero de 2022, el Reglamento de Minamata de la UE en curso y la revisión de la DEI.
  • Entra en la década digital. La Comisión Europea debería revisar las reglas de información de la UE para permitir la evaluación comparativa centralizada de la UE y la promoción del cumplimiento, para monitorear el desempeño ambiental de la industria y rastrear el progreso hacia los objetivos del Pacto Verde de la UE.

“Cuatro años de inacción, complacencia y derogaciones están costando a los ciudadanos millones en términos de costos ambientales y de salud. ¿Dónde están las leyes nacionales, la implementación y el cumplimiento? ¿Por qué las actividades contaminantes siempre han ido antes que la salud pública y la protección del medio ambiente? No hay más tiempo que perder: las plantas tóxicas deben cumplir o cerrar”, dijo Riccardo Nigro, coordinador de campaña de combustión de carbón y minería de la Oficina Europea de Medio Ambiente.

España (-4 puntos):

Las autoridades españolas permitieron que el 39 % de su potencia total se beneficiara de las excepciones a las normas de control de la contaminación atmosférica más estrictas. De manera alarmante, el 100 % de su planta de carbón se benefició de excepciones.

Para las plantas de carbón y carbón de bajo rango (las instalaciones más contaminantes), las autoridades españolas solían establecer los límites de permisos más laxos en Europa. Algunos ejemplos: ES0136 (CT Vellila II), ES0115 (La Robla II), ES0113 (Narcea III) solía tener un límite de permiso de NOx establecido en 1200 mg/Nm³, Puente Nuevo I tenía un límite de permiso de 850 mg/Nm³ mientras que ES0098 Soto de Ribera III a 650 mg/Nm³.

Los límites de emisión de SO2 superiores a 300 MWth estaban en una escala tan extrema que deberían ser calificados como “criminales”, ya que permitían evadir el uso de desulfuradoras (FGD húmedo): ES0135 El nivel de Velilla 1 de 3000 mg/Nm³ es el nivel más alto establecido en el UE, pero también hay ES0110 Meirama I a 2400 mg/Nm³; ES0229 Aboño I y ES0228/229 Alcudia III/IV a 900 mg/Nm³.

El control de emisiones es muy bajo en las plantas de carbón para todos los parámetros. Tres centrales eléctricas de carbón aún informaron de niveles extremos de emisión de SO2: ES0103 (Anllares I) a 2359mg/Nm³, ES0135 CT Velilla I a 1231 mg/Nm³ y CT Teruel I-II-III a 1111 mg/Nm³. Muchos otros están muy por encima del límite superior del LEA-MTD (Límite de Emisión Asociado a Mejores Técnicas Disponibles) de 130 mg/Nm³.

Respecto al mercurio, tres plantas (ES0110 CT Meirama I, ES0114 CT La Robla I y ES0115 CT La Robla II) presentaban niveles de mercurio hasta 12 µg/Nm³, 2 unidades están por encima del límite superior (ES0135 CT Velilla I, ES0136 CT Velilla II ), otras ocho unidades informan emisiones cercanas al rango inferior de LEA-MTD.

España tiene muchas (123) GIC de gas en funcionamiento. La mayoría de esas plantas funcionan dentro del promedio de la UE en NOx (30 mg Nm³) con una excepción más allá del límite superior (ES0183 CTCC Escombreras Fangal-GDF 3). Dos plantas declararon emisiones por debajo del rango más estricto de LEA-MTD (ES0154 CTCC Campo de Gibraltar-GN y ES0192 CTCC Cartagena-GN 1). En cualquier caso, la ambición del permiso es baja, ya que los VLE se han establecido más allá de los rangos superiores de LEA-MTD o se han alineado con los niveles de ambición más bajos legalmente permitidos.

España ocupa el puesto 17 en cuanto a costes sanitarios por potencia instalada, con un coste sanitario ponderado prorrateado de 73.000 € / año por MWth instalado.

Otros ejemplos nacionales

  • Alemaniaes el peor país de la UE en poner a disposición del público datos sobre el comportamiento de contaminación de las GIC. Los datos de emisiones de 2018 y 2019 aún no se notifican a la Comisión Europea (incumpliendo el plazo de presentación de informes en más de un año). La Comisión no está tomando ninguna medida para rectificar esta situación.
  • El gobierno de Rumaníaestá planeando una ayuda estatal multimillonaria para permitir la renovación de plantas para que cumplan con las MTD. Por el momento, dos plantas de lignito, Isalnita y Craiova, todavía están esperando obtener la actualización del permiso según las MTD.
  • En Eslovenia, la planta de lignito Sostanj 6 no está utilizando su equipo de reducción de NOx secundario (SCR) de última generación, según nuestras fuentes, por razones puramente económicas. El operador prefiere ajustar diariamente la cantidad de lignito a quemar para permanecer en el límite más alto de MTD en lugar de reducir de manera decisiva los contaminantes con la tecnología DeNox que ya tiene.
  • El Ministro de Clima y Medio Ambiente dePolonia otorgó exenciones posteriores a 2021 a las centrales eléctricas Pątnów I y Konin pertenecientes a ZE PAK. Gracias a Greenpeace Polonia y Frank Bold, el Tribunal Administrativo de Varsovia revocó la decisión del Ministerio, que ahora debe reconsiderar el asunto.
  • En Bulgaria, las excepciones se encuentran en los planes comerciales de los operadores. La Agencia Ejecutiva de Medio Ambiente de Bulgaria ha concedido sistemáticamente excepciones a las centrales eléctricas de lignito contaminantes que lo soliciten. Para el tóxico mercurio, la derogación se concede por un período interminable, a pesar del requisito de la UE de eliminarlo gradualmente para 2027 a más tardar. La decisión sobre la solicitud de excepción del notable contaminador Brikel aún está pendiente en vísperas del plazo del 17 de agosto.
  • Las plantas checasde hulla/antracita y lignito decidieron depender de las «excepciones MTD», exenciones de los nuevos límites de emisión que pueden permitir las autoridades regionales. En total, 18 plantas checas han solicitado tales excepciones.
  • En el Reino Unido, las autoridades responsables de los permisos han concedido sistemáticamente excepciones a la contaminación del aire para proteger las operaciones de carbón durante toda su vida útil. Incluso la única planta equipada con DeNox secundario (Ratcliffe, propiedad de E.ON, luego UNIPER) no está obligada a utilizar ese sistema de reducción, capaz de reducir las emisiones de NOx en al menos un 85 %. Teniendo en cuenta que esta planta finalmente cerrará en 2025 (cuando terminará la derogación LCP BREF), esto se traduce en una factura adicional de transferencia de costos de salud a los ciudadanos de hasta 96 millones de € solo debido al parámetro NOX.
Hora Punta.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.horapunta.com