22 de octubre de 2021, 7:57:23
ACTUALIDAD


Desde la cárcel también se puede captar terroristas

Por Virginia González

La Policía Nacional ha detenido en la cárcel de Segovia a un preso yihadista que trataba de captar adeptos para el Estado Islámico (EI), en concreto a reclusos que estaban a punto de quedar en libertad.


Según informó el Ministerio del Interior, el arrestado, originario de Marruecos y de 42 años de edad, cumple condena por delitos en el ámbito de la violencia de género y está considerado como una persona totalmente radicalizada.

La detención se ha producido en colaboración con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y en el marco del Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta.

El detenido, que estaba considerado como una persona totalmente radicalizada, dirigía sus labores de captación y reclutamiento a internos cuyas condenas estaban a punto de finalizar.

Asimismo, al arrestado se le acusa de un delito de amenazas, que hacía en nombre de Abu Bakr al-Baghdadi, máximo dirigente de este grupo criminal. El yihadista dirigía fundamentalmente sus labores de captación y reclutamiento a internos cuyas condenas estaban a punto de finalizar.

Interior explicó que esta detención se ha llevado a cabo en el marco de la 'operación Khalya', en la que fueron detenidas otras dos personas el pasado 26 de octubre por envío de cartas con amenazas. Estos dos arrestos también se produjeron en centros penitenciarios. La operación se ha desarrollado dentro del Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta (PEN-LCRV), que contiene un apartado específico para combatir la radicalización en los centros penitenciarios.

Hora Punta.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.horapunta.com