27 de noviembre de 2021, 6:42:02
REVISTA

El mediador


¿Debemos combatir el Estado Islámico? Las grandes enseñanzas


Una vez que termina un conflicto Manifiesto, con el acuerdo de paz o la rendición –el Larvado se inicia justo en ese momento entre los futuros adversarios- siempre cabe preguntarse: ¿Cuáles son las grandes enseñanzas que nos ha proporcionado?


Como estamos vaticinando sobre un conflicto que acaba de iniciarse, lo que haremos es prever, según las leyes de la psico-biología, cuáles van a ser las proporcionadas por este. Dichas conclusiones son las que sacará Occidente –porque será el único vencedor total de este enfrentamiento- y las incorporará a su acervo de conocimientos. Estos formarán ya parte de las futuras lecciones que se impartirán en las mejores universidades. Al grano:

Visión general de la naturaleza.- Se implantarán ya en los textos universitarios el acervo de conocimientos sobre nuestra psico-biología como la base de cualquier estudio. Tendremos claro, y ya sabremos, que todo este conflicto –como todos los demás- responde al nacimiento de unos líderes ocasionales que quieren ser jefes de grandes manadas. Para ello han recurrido a una ideología que unía a varios subgrupos, tal como la religión, el sentimiento nacionalista, el rechazo a occidente, o a los E.E.U.U. o cualquier otro, pero válido para sumar adeptos e iniciar hostilidades. Llevaremos a cabo el estudio de las jerarquías de poder que han surgido, de cómo se organizaron y cuáles eran sus claros intereses económicos, y sobre todo, de cómo los administrados, los seguidores, al principio comenzaron muy entusiasmados, pero después terminaron –como siempre- sumamente decepcionados. Sintiendo que se les utilizó como a ovejas.

La gran enseñanza general, en resumen, es ser conscientes de que somos una especie animal que lucha por su supervivencia, y lo hace, tal como sus genes le ordenan. Siempre actuando de forma inconsciente, queriendo dominar un territorio para obtener los recursos de seguridad y alimentación, e intentar reproducirse en ellos. Nos enseñará de una vez por todas, que los argumentos utilizados como grandes ideales no son más que propaganda, en la que algunos quieren creer. Aceptaremos –ya como experiencia contrastada- que lo único que cabe de futuro, es estudiar a un grupo animal al que denominamos, homínidos, que están determinados por su estructura biológica y psicológica, tal como Abraham Maslow, José M. Rodríguez Delgado, o Antonio Damasio, entre otros muchos, nos han enseñado.

Visión de la historia.- Acerca de la propia sociedad y las fronteras. Vamos a extraer la sagrada lección romana de “Si quieres vivir en paz prepárate para la guerra”. No se trata de pensar en destruir a los demás y vivir en el permanente militarismo, no, se trata de saber que si tú tienes una sociedad rica y desarrollada y a tu alrededor, en tus propias fronteras, no hay más que violencia y miseria, todas esas personas solo tendrán en su mente un deseo: Cuando forman parte de tu sociedad. O si no pueden, solo pensarán en cuando te destruyen. Luego lección clara, tú no puedes desarrollarte al margen de los demás, tengas o no razón, en ellos solo generarás resentimiento contra ti y lo tuyo.

Superación de las religiones e ideologías.- Aprenderemos con nuestro propio dolor que ya está plenamente implantada la aldea global.- El análisis, tratamiento, y posible solución de cualquier problema humano ya ha de hacerse a nivel planetario. Nadie puede resolver sus problemas desde el estado como hasta la actualidad se ha hecho, o en grandes bloques regionales. Las incidencias ya afectan a todo el globo terráqueo.

En base a lo anterior, las soluciones ya solo pueden ser científicas. Se acabaron las ideologías y más aún las viejas religiones. Ya nadie puede pensar lo que quiera, sí podrá hacerlo, pero en su mente, escasamente en su casa, porque en la acera ya hay vecinos a los que no les valen esas ideologías. Ya solo valen soluciones técnicas basadas en los mejores conocimientos de la naturaleza y de nuestra biología y psicología como parte inseparable de esa naturaleza de la que formamos parte.

Proyección de futuro.- En fin, este conflicto dejará sellado que ya se acabaron las ensoñaciones infantiles o los grandes idealismos baratos de la adolescencia. Es hora de madurar, de saber que tenemos por delante un futuro que solo será de dos maneras: Uno.- Si maduramos y lo tratamos como adultos. Si así lo hacemos, trabajando con paciencia y sin pausa, será un globo maravilloso lleno de frutos y flores. Dos.- Si seguimos siendo unos inconsciente e inmaduros. Con ello solo seguiremos en una permanente destrucción hasta quizá… provocar nuestra desaparición como especie.

Nosotros elegimos…

¿Quieres leer el artículo al completo? Accede a nuestro quiosco, desde donde podrás ver nuestra revista, navegar por nuestra hemeroteca y descargarte los números que quieras desde tu dispositivo Android, Apple o en nuestra biblioteca de Amazon. Descubre una nueva forma de acceder a los contenidos de Hora Punta, gratis y desde cualquier soporte digital. ¡No lo dudes y haz click aquí!

Hora Punta.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.horapunta.com