www.horapunta.com
    21 de junio de 2018

BLOG > DE MI PUÑO Y TEKLA

Hace escasos meses, en diversas ocasiones y cuando el auditorio se mostraba propicio, Rajoy alardeaba de su magnífico estado físico en general, no solo para terminar la legislatura actual que daba por hecho, sino para presentarse a una tercera.
A río pasado y como siempre sucede, serán muchos los que afirmen que el atípico acceso a la presidencia por parte de Pedro Sánchez sin pasar por las urnas era una “jugada cantada”.
Nadie promueve ni financia un referéndum si no es para ganarlo. Afirmación que encaja perfectamente con el organizado por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, menos en el capítulo pecuniario por entender que todo el esfuerzo publicitario en redes sociales habrá corrido a cargo de los fondos del partido.
En mi Córdoba natal recuerdo cuando a principios de la década de los 70 cada vez que se escuchaban ráfagas de tiros, automáticamente se los relacionaba con enfrentamientos entre algunos de los varios grupos guerrilleros que en aquellos momentos operaban y las fuerzas de seguridad, en mi particular caso por la zona en que residía los varios intentos de ataques contra la Jefatura de Policía o contra la Guardia de Infantería de la Policía de la Provincia de Córdoba son los que más quedaron grabados en mi memoria.
El fundador del partido de la gente, de los pobres, tendrá el lunes su Audi oficial, porque Pedro le nombrará ministro como estaba acordado desde el pasado mes.
Resulta pueril que tanto Pablo Iglesias como su compañera Irene Montero, Secretario General y Portavoz de Podemos respectivamente, se sorprendan por el estupor provocado entre sus propias filas por la tan criticada adquisición de un chalet en Galapagar cuyo costo supera los 600.000 euros.
Los españoles estamos padeciendo una larga, triste y convulsa etapa a la que no estábamos acostumbrados. Con paciencia, hemos ido asumiendo que cierto tipo de desastrosos acontecimientos ya forman parte de nuestra actual situación. A modo de ejemplo aunque existen muchos más, podríamos citar dos temas altamente significativos como son, la lacra de la corrupción en sus múltiples facetas, y como no, el independentismo catalán.
La desafortunada y nefasta gestión que viene realizando Mariano Rajoy desde hace cierto tiempo, está siendo muy criticada por una gran parte de la ciudadanía e incluso por un sector de sus propios correligionarios, avocados hacia el descrédito y la consecuente ruina electoral.
Desde el comienzo de la crisis, la actividad sindical experimentó un gran descenso en lo que respecta a contenido y representación.
El comportamiento y declaraciones del actual presidente del Parlamento Catalán, Torrent, cuando menos, rayan entre la irresponsabilidad y el patetismo. Con su descarado uso partidista de las instituciones y obviando el más elemental sentido de la neutralidad a la que debería verse obligado por razones de su cargo, se está equivocando rotundamente.
0,25