www.horapunta.com
    23 de enero de 2018

ACTUALIDAD > OPINIÓN

Ya estamos tratando de comprender el mundo social desde una perspectiva similar a como estudiamos la agricultura, o a la que nos es más próxima, la medicina. Es decir, con criterios técnicos, con aplicación de conocimientos científicos que se manejan en todas las universidades del planeta.
¿Existe algún español capaz de creerse que todo lo sucedido en el PP valenciano era totalmente ignorado en Génova? ¿Qué desconocían igualmente los vínculos de financiación irregular con las empresas de Correa (Gurtel)?
Actualmente, las dos palabras clave en cualquier empresa u organización para abordar el mercado con ciertas garantías de éxito, se llaman eficacia y liderazgo, algo que solo se logra con profesionales bien formados y dotados de las siguientes habilidades: agilidad mental, capacidad de respuesta y comunicación fluida.
Durante su reciente gira por China, además de abogar por las "nuevas rutas de la seda", el colosal proyecto ferroviario y marítimo entre el Pacífico y Europa, Emmanuel Macron, enfatizó la "batalla por el clima", intentando minimizar el boicot a los acuerdos de París de parte de Trump quien es escéptico y que cree que es una invención de Beijing para atrasar a EE.UU. A raíz de la ola de frío, Donald Trump ironizó diciendo que vendría bien “un poco de ese calentamiento”.
Una opinión más. Cualquiera que leyese el editorial de El Mundo el pasado día 4, pondría cuestionarse si el citado artículo fue redactado por el gabinete de prensa del ministerio de Trabajo o bien por la dirección del mencionado diario.
Resulta harto difícil encontrar a un ciudadano/a, con independencia de los votantes a los partidos independentistas catalanes, que por diversas razones no simpatice con la andaluza Inés Arrimadas (Jerez, 1981).
Había buenas razones para pensar que Cataluña no podría constituirse como estado independiente en forma de república, por muchas veces que la ajustada mayoría de diputados secesionistas en el Parlament –72 de 135 que representaban al 47,7% de los votantes– aprobara resoluciones y leyes inconstitucionales y diera por iniciado el proceso constituyente, y por muchas veces que el gobierno de la Generalitat se empeñara en declarar constituida la república catalana, nadie sabe si simbólicamente o de veras, tras celebrar con nocturnidad y alevosía una consulta ilegal (1-O), en la que tampoco nadie sabe quién votó ni cuántas veces. Resultará difícil de borrar de la retina la imagen del gobierno de la Generalitat y los diputados del Parlament saltándose la Constitución y el Estatut que los legitimaban y pretender al mismo tiempo dar por ‘legítimo’ el resultado.
Motivado por los desastrosos resultados obtenidos por los populares en los recientes comicios del 21-D, las relaciones entre el PP y Ciudadanos han comenzando a enrarecerse, debido en esta ocasión a la negativa de Inés Arrimadas de presentarse a la investidura con toda la razón, acusándola absurdamente los conservadores de "escudarse" y tener alergia a gobernar. Toda una incongruencia, dado que si así fuera no se habría presentado como candidata.
Se tiende a pensar a simple vista que son los conceptos de las religiones e ideologías los que mueven a los seres humanos, si profundizamos un poco más nos damos cuenta que lo que de verdad nos mueve son nuestros sentimientos y emociones.
Adiós a la esperanza. Tras los resultados de las pasadas elecciones del 21-D, Cataluña no podrá recuperar la tan anhelada normalidad. Desmoraliza constatar hasta que punto el maldito “procés” ha conseguido nuevamente fanatizar a la sociedad catalana, parte de cuyos electores han renunciado a juzgar y examinar la desastrosa gestión de sus líderes, a los que siguen favoreciendo con sus sufragios, a pesar del daño económico y social que ha ocasionado el desastroso secesionismo.

0,265625