cabecera
Hemeroteca :: Edición del 02/01/2012 | Salir de la hemeroteca
123/262

Aparecen en Brasil las primeras abejas “soldado”

Última actualización 19/01/2012@20:13:17 GMT+1

En Brasil son descubiertas unas abejas guardianas, desconocidas hasta ahora, diseñadas para proteger la entrada de la colmena. Para esta difícil misión cuentan con un cuerpo más grande y una mayor fuerza.

En determinados grupos de insectos, a lo largo de su evolución, se han desarrollado complejas sociedades de insectos en los que se definen distintas castas con distintas funciones: obreras, reinas, machos reproductores o soldados. Esta última casta nunca había sido vista en abejas, una comunidad caracterizada por la cooperación y el altruismo, en el que las obreras cuidan del nido y de la progenie de su reina.

Hasta hoy, porque científicos de la Universidad de Sussex y Sao Paulo han identificado unos especímenes más grandes, con las patas más largas y cabeza de menor tamaño que el resto de sus congéneres que tendrían como función, la protección del resto de la colmena y que compensarían la ausencia de aguijón, con la forma de su propio cuerpo que utilizarían para “bloquear” e impedir el paso a las abejas enemigas.

El hallazgo, publicado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, tuvo lugar cuando los científicos estudiaban una abeja tropical sin aguijón en San Paulo; La Tetragonisca angustula, conocida en la zona como abeja Jatai, anida en cavidades de árboles o de las paredes y sus colmeneas pueden estar formadas por hasta 10.000 obreras, una reina. A éstas hay que añadir, las abejas soldados que pueden suponer hasta el 1% de una colonia.

Estos soldados se caracterizan por ser un 30% más pesadas que sus compañeras y por su forma, ligeramente distinta de las cazadoras-recolectoras, por su cabeza pequeña y sus piernas desproporcionadamente grandes. La función de estos soldados puede parecer sencilla, volar cerca de la entrada y alertar lo antes posible, en el caso de que detecten peligro.

Pero no lo es: se enfrentan a un enemigo muy peligroso: las Lestrimenta limao que son capaces de matar otras abejas y arrasar su colonia cuando atacan el nido para sustraerles el alimento. Por ello, estos soldados, podrían ser, según los científicos, como “las soldados de las colonias de hormigas y termitas”.

Para ello, disponen de un cuerpo considerablemente más resistente y, dado que carecen de aguijón, meten la cabeza en el ala de las abejas ladronas para impedirlas el vuelo.

La ausencia de aguijón, no deja a las abejas indefensas, apunta Francis Ratnieks, del Laboratorio de Apicultura e Insectos Sociales de la Universidad de Sussex. Las jatai son unas de las abejas brasileñas más comunes, pero ésta defensa, las convierte en una de las más sorprendentes, señala Ratnieks para finalizar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (1)   No(0)
123/262
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti